La pandemia de Covid-19 dejó una herencia lastimosa para México dejando al rededor de 12.5 millones de personas sin empleo y 8 millones de subocupadas, es decir, que no trabajan las horas que necesitaría para completar sus ingresos.

A pesar de que para junio y julio de 2020 se reincorporaron 10 millones de personas al sector informal, cuatro millones de mujeres aún no lo han logrado a causa de laborar en el sector terciario.

“Tenemos 20 millones de personas afectadas; 9 millones se fueron a trabajar en casa, el 70% si tenía las herramientas para poder trabajar pero el 30% restante no, más agrégale otros tantos millones que tan solo en los primeros dos meses de impacto de la pandemia se vieron afectadas”, precisó Edgar Vielma Orozco, Director General de Estadísticas Sociodemográficas del Inegi en nuestro Foro Forbes, Descifrando en Empleo.

En tanto, la OCDE calificó como un panorama ‘catastrófico’ el contexto actual a causa del paso de la pandemia de Covid-19, debido a que ha visibilizado vulnerabilidades heredadas, en particular la desigualdad que afecta a los jóvenes que se incorporan a la población económicamente activa.

No te pierdas:Actual gobierno no tiene políticas para fortalecer empleo: expertos

“Los jóvenes se han encontrado con el efecto de la anterior crisis financiera de hace 11 años, de profunda vulnerabilidad de la informalidad y subempleo y en una situación donde se encuentran excluidos o con poco acceso a la educación formal, y vocacional y técnica”, agregó Roberto Martínez Yllescas, Director del Centro de la OCDE en México para América Latina.

De igual forma, las mujeres también fueron de las más afectadas durante la pandemia de Covid-19, de los 4.4 millones de personas ocupadas que se encontraron con el desempleo en el primer y tercer trimestre de 2020, 2.6 millones fueron mujeres, en comparación con 1.7 millones de hombres.

“Aunque las mujeres regresamos al mercado laboral con un poco mas de dinamismo sigue quedando 1 millon de mujeres fuera del mercado laboral y 1.7 millones de hombres, que en términos proporcionales, dado que los hombres participan casi al doble que las mujeres en el mercado laboral es mucho más grave para ellas”, explicó Sofía Ramírez, Directora General de México, ¿Cómo vamos?

La especialista también reiteró que de acuerdo con el Banco Mundial, si las mujeres en México participaran en el mundo laboral a igual tasa que los hombres, el PIB per cápita sería hasta 22% más alto.

Te puede interesar: ¿Sobrevivirá el sector informal ante la amenaza del coronavirus?

Así mismo, los expertos coincidieron en que la reconstrucción del empleo será compleja a causa de la informalidad y el bajo umbral de habilidades y destrezas que presentan los jóvenes y que les impide encajar en el nuevo perfil de capital humano.

“La principal vulnerabilidad es el sector informal en México y no solo su tamaño que es más del 50%, sino además la composición donde se encuentra una muy alta proporción de jóvenes”, agregó Martínez Yllescas.

En tanto, coincidieron que es necesario que para que la recuperación no sea lenta se deben impulsar cadenas globales de valor y disminuir el sector informal que representa más del 50% de la población del país.

“Es importante que todas las transferencias por parte del gobierno en momentos de crisis como esta vayan enfocadas a atender a las familias como de trabajadores, como las que se quedan en desempleo y todo tipo de movimientos de ingreso laboral, es muy importante que se atienda a tiempo”, finalizó la Directora General de México, ¿Cómo vamos?.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

empleos
Actual gobierno no tiene políticas para fortalecer empleo: expertos
Por

Expertos señalaron que desde el gobierno se ha fomentado la desconfianza en los inversionistas al cancelar obras como el...