Los especialistas señalaron que la eliminación de programas regresivos y la reducción del ISR podrían apoyar a la economía de México ante la caída del petróleo.

 

Un gasto más eficiente, así como promover la inversión mediante una modificación del sistema fiscal son medidas prioritarias ante la caída del precio del petróleo y la expectativa de un incremento en las tasas de interés de Estados Unidos, consideraron los expertos del observatorio económico México ¿Cómo vamos?.

PUBLICIDAD

La caída del precio del petróleo ha hecho que los ingresos por esta vía disminuyan en 46.3% durante febrero del presente año, por lo que las finanzas públicas se podrán ver afectadas.

El Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) explicó que sólo el 27% del presupuesto es modificable, debido a que el sector público cuenta con pagos obligatorios, ya sea por compromisos adquiridos en el pasado o por el marco legal.

Ante esto, los expertos del observatorio económico plantearon la necesidad de eficientar el gasto para destinarlo a la inversión.

Es necesario re-direccionar el gasto a inversión y mantener en marcha sólo proyectos que inciden en forma importante en el crecimiento, señaló el director adjunto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe para México, Juan Carlos Moreno Brid.

Por su parte, el profesor del Instituto Tecnológico Autónomo de México,  Isaac Katz, propuso eliminar programas con rentabilidad social negativa y programas regresivos.

Muchas voces del sector empresarial han indicado que una forma de reactivar la actividad económica en el país es la reducción de los impuestos, lo que puede ser bueno para el fortalecimiento de ésta  ante una eventual alza de tasas en Estados Unidos.

Sin embargo, la posibilidad de observar una disminución en la tasa de los impuestos por parte del gobierno es difícil.

“Una futura y paulatina reducción de la tasa del ISR del 35% a 30% y la eliminación del ISR especial a los dividendos para incentivar la inversión en el país puede traducirse más crecimiento”, planteó Arturo Fernández, rector del ITAM.

Es necesario revisar aquellas medidas que claramente inhibieron la inversión y darles un periodo más largo de implementación, indicó el director general del CEEY, Enrique Cárdenas.

Finalmente, la directora del observatorio México ¿Cómo vamos?, Viridiana Ríos destacó que “la disminución del precio del petróleo y el inminente aumento de las tasas de interés de Estados Unidos es preocupante porque muestra que tenemos un sistema fiscal que recauda poco y de pocas personas, y un gasto público ineficiente y dependiente del petróleo”.

 

Siguientes artículos

No descartamos una nueva licitación de TV: IFT
Por

El consejero presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) señaló que el precio inicial de 830 millones d...