El gobernador del Banco de Inglaterra ya sabe cuándo dejará el puesto: en junio de 2019. Así lo anunció el propio Mark Carney al señalar que permanecerá al frente del organismo hasta que concluya el Brexit, como se conoce el procedimiento de separación de la Unión Europea (UE).

En una carta a Philip Hammond, ministro de Economía, Carney explicó que dimitirá en esa fecha porque ya debería estar finalizado el proceso del Brexit, ya que teóricamente se prevé que las negociaciones de ruptura tomen dos años, una vez que el gobierno británico active oficialmente en marzo de 2017 el artículo 50 del Tratado de Lisboa.

Con esa misiva, el gobernador del banco central británico da claridad sobre su futuro, ya que en los últimos ha estado entre la espada y la pared para renunciar al cargo cuyo periodo es de 2013 a 2018, aunque con la posibilidad de extenderse hasta 2021.

El banquero se comprometió a ayudar a mitigar la incertidumbre que pueda generar el Brexit y a “contribuir a una transición ordenada en la nueva relación entre Reino Unido y la UE”.

Lee: Audios revelan la “verdadera” postura de May sobre el Brexit

Por un lado, los miembros pro Brexit del Partido Conservador acusan a Carney de “politizar” su cargo durante la campaña del referéndum al advertir de los riesgos económicos que supondría la ruptura con Bruselas; y por el otro lado, la primera ministra Theresa May ha criticado sus medidas de política monetaria al considerar que contribuyen a aumentar la desigualdad en Reino Unido.

Tras sustituir al Mervyn King en 2013, Carney concluye su mandato en 2018, pero tenía la posibilidad de renovar hasta 2021 si lo deseaba, gracias a un cambio en la legislación británica, pero ya aclaró que abandonará el barco hasta 2019.

 

Siguientes artículos

3.5 millones de pobres tendrán seguro médico y funerario
Por

El seguro para titulares del programa de Prospera comenzará a entregarse en la tercera semana de enero de 2017.