El grupo gasolinero Fullgas cerró filas con el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“Creo que el presidente electo lo va a hacer muy bien. Hay que trabajar con él”, comentó el director general de Fullgas, Sebastián Figueroa, en conferencia de prensa.

El empresario gasolinero pretende acudir con los próximos funcionarios del sector, incluida la futura secretaria de Energía, Rocío Nahle y al nuevo director de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza.

Jesús Montoya, director de operaciones de Fullgas, contó que quieren tocar tres puntos claves con el nuevo gobierno.

PUBLICIDAD

El primer punto será el precio del combustible. “La gente en verdad está con un disgusto por lo caro que está el litro de gasolina”, recordó.  Hoy el costo de la gasolina regular (magna) está por encima de los 20 pesos tras su liberalización en noviembre de 2017, situación que ha pegado incluso a la inflación.

El segundo eje será el combate al robo de combustible, práctica mejor conocida como huachicoleo. Este problema cuesta a Pemex 30,000 millones de pesos anuales.

El directivo planea sumar a las futuras autoridades de justicia y prevención de delitos con una agenda compartida para atacar este “cáncer”, pues “también es culpa” de algunos gasolineros que compran huachicol y lo venden en sus estaciones de servicio.

“En un tema de rentabilidad, ser huachicolero es más rentable que ser narcotraficante”, declaró.

El tercer punto será la infraestructura. El país padece de una infraestructura obsoleta y requiere inversión, dijo el director de operaciones. “Por fortuna, el presidente electo trae esa mentalidad de invertir en la infraestructura nacional, de revivir las refinerías existentes, de incluso crear nuevas”.

Montoya recordó la postura de Andrés Manuel López Obrador sobre la reforma energética, que reforma no ha traído beneficios visibles.

“Lejos de refinar más en nuestro país, estamos importando, es que son reformas de largo plazo. Muchos dicen: es que son reformas de largo plazo. La gente no quiere largo plazo, está harta del largo plazo. La gente  y los gasolineros queremos soluciones hoy”, afirmó.

“Depende de la voluntad del presidente para invertir en infraestructura. Si no se invierte, vamos a dejar de ser un país productor y vamos a convertirnos en lo que hoy, de manera temporal espero, somos: un importador”, lamentó Montoya.

Nueva asociación

Las declaraciones de Figueroa y Montoya ocurrieron durante la presentación de su asociación Gasolineros Unidos, que pretende agremiar a los pequeños empresarios del sector que han quedado rezagados con los cambios derivados de la reforma energética y grandes jugadores que hay en el mercado de downstream.

Su meta es cambiar la percepción de que los gasolineros son un mal necesario y se conviertan en un espacio de hospitalidad, como ocurre con las cafeterías de Starbucks, ayudarlos en su profesionalización y representarles con las autoridades del sector, y poner fin a los clubes elitistas que habían dominado a la industria.

Montoya dijo que 80% de los empresarios gasolineros del país posee entre una y tres estaciones de servicio.

Carlos Figueroa Martínez presidirá la asociación , que operará sin cuotas, por el momento, para sus posibles agremiados, bajo el respaldo de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

Fullgas posee 107 gasolineras en nuestro país y pretende abrir 20 más este año. Su marca ha llegado a Baja California y el Estado de México, y espera abanderar dos estaciones en la Ciudad de México en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Conoce su historia aquí: FullGas, la gasolinera mexicana que llena los tanques de Guatemala

 

 

Siguientes artículos

Living Business: Empresas relevantes
Por

En una era donde los negocios necesitan ser hiperrelevantes para mantenerse al día con las necesidades de los clientes,...