Por Hugo Gómez*

Actualmente, las conversaciones que tenemos con nuestros clientes sobre crecimiento sostenible están tomando otro nivel, tratándose menos sobre el “más”, el expandirse a más mercados, entrar en contacto con más segmentos de clientes por más canales o lanzar más campañas.

El “más” ya no está funcionando. Los planos de crecimiento que han servido tan bien a los negocios establecidos en el pasado ahora parecen cada vez más prehistóricos. De acuerdo con una investigación hecha por Accenture a más de 23 mil clientes, las expectativas de éstos han cambiado por completo, por lo que mantener su lealtad a una marca es mucho más difícil de lo que solía ser.

El 89 por ciento de los entrevistados cree que su empresa necesita un enfoque mucho más iterativo, dinámico y ágil para hacer negocios, en comparación a hace 3 años. Por lo tanto, así como los organismos se tienen que adaptar en momentos de cambios ambientales rápidos o de otra manera mueren, las empresas tienen que adaptarse a las necesidades constantes de los clientes, volverse relevantes con experiencias personalizadas en los momentos y contextos adecuados.

PUBLICIDAD

Las compañías nativamente digitales suelen estar preparadas para estos cambios y así escalar rápidamente a estas necesidades, lo que provoca un menor crecimiento de las empresas ya establecidas.

En nuestro reporte ejecutivo de más de mil compañías en todo el mundo, se encontró que el 91 por ciento coincide en que la reinvención de los negocios es indispensable para tener éxito, de las cuales el 67 por ciento de las organizaciones de menor rendimiento participantes estuvo de acuerdo.

Asimismo, se analizó que las más exitosas tienden a comportarse más como organismos que el resto de las empresas, adoptando cada vez más una mentalidad centrada en el cliente que inspira diversos comportamientos profundos, un comportamiento que nosotros llamamos Living Business. Esta manera de trabajo se destaca por diversas capacidades, desde la manera en que se manejan las inversiones hasta el cómo empoderan a su fuerza de trabajo. Dar el paso de ser una organización a un organismo no es simple, estas capacidades influyen en todo el modelo operativo de una empresa.

Quienes sobresalen en estas capacidades tienen un 50 por ciento más de probabilidades de una fuerte preparación para la disrupción de ciclos de negocios e industrias, así como tienen 3 veces más posibilidades de lograr un ingreso superior al promedio y obtener un crecimiento en ganancias.

Los seres vivos necesitan adaptarse rápidamente para tener éxito en entornos cambiantes y estamos descubriendo que para ganar en esta nueva era de hiper-relevancia las empresas deben hacer lo mismo: adaptarse y evolucionar continuamente en torno a las demandas cambiantes de los clientes.

*Líder del Centro de Tecnología Avanzada de Accenture México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

México y APEC: Crecimiento con cautela
Por

Los eventos de este año mantuvieron cautelosos a los CEO en sus perspectivas de crecimiento, pero mientras las incógnita...