¿Alguna vez se han preguntado quién tuvo la idea de vestir a la mujer corporativa? Conoce la historia de Grupo Julio y cómo evolucionó en su objetivo de vestir a las mujeres mexicanas.

 

 

 

PUBLICIDAD

 

Todo fue hace 38 años, en el año 1976, cuando dos hermanos identificaron una oportunidad: confeccionar coordinados para vestir a las mujeres que laboraban en corporativos, bancos, almacenes. Todos estos uniformes corporativos se vendieron en almacenes y tiendas de prestigio, sin marca propia, durante 11 años. A la fecha, siguen identificando a Julio como la marca de los coordinados corporativos.

 

Un segundo aire…

Fue en el año 1986, cuando identificaron una segunda oportunidad: crear moda para un estilo de vida, abarcando todos los roles de la mujer mexicana. Así abrió la primera tienda bajo la marca Julio, en el centro comercial más importante de la ciudad, Perisur. El crecimiento llegó de manera exponencial: a la fecha son 118 puntos de venta, incluyendo la tienda en línea, almacenes de prestigio, outlets y 8 boutiques en Colombia.

Actualmente, Julio está trabajando bajo la premisa de ofrecer prendas de la más alta calidad, están dedicados a mujeres de 25 a 45 años de edad. Grupo Julio presume de conocer a la mujer mexicana a la perfección.

 

Expansión en línea e internacional

Grupo Julio está enfocado en el crecimiento de Centroamérica, en busca del mercado Latinoamericano. Por el momento, van 8 boutiques abiertas atendiendo el mercado colombiano.

La tienda en línea estuvo en el tintero 5 años atrás, hasta que abrió en octubre de 2012. En un año, hasta diciembre 2013, el crecimiento fue del 417%, y ha ofrecido ventajas exclusivas: suben las colecciones antes de llegar a boutiques, rebajas y promociones especiales, con la promesa de que la compra llegará en 2 días y que pueden hacer cambios en las boutiques. Actualmente únicamente operan con envíos en la República Mexicana, aunque ha habido excepciones, con ventas únicas en Australia y Francia, de mujeres que conocen la marca.

 

Impactando la economía mexicana

Julio es una marca mexicana, trabajan con telas de la más alta calidad, importadas de Italia, pero confeccionadas en México, con el fin de apoyar a la economía mexicana. En un ambiente muy relajado, ofrecen empleo a 1,000 personas, laborando 700 personas en boutiques y 300 en el corporativo. Buscan impulsar y apoyar siempre al capital humano.

Un ejemplo de una empresa fuerte que ha logrado superar obstáculos y que parece tener un futuro muy prometedor, que así sea. Así que, queridos lectores: ¿quién no recuerda a su mamá o tía vestida con alguna prenda de Julio? Espero sus comentarios. Un abrazo.

 

 

Contacto:

Facebook: facebook.com/stephanielewiss

Twitter: @yameroenForbes

E-mail: [email protected]

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Ricardo Salinas afirma que el IFT no tiene suficiente poder
Por

El IFT “se quedó corto en las medidas de preponderancia, sobre todo con todo lo que tiene que ver con interconexió...