Reuters.- El principal regulador de Wall Street se enfrentaba el jueves a cuestionamientos sobre sus mecanismos de defensa contra cibercriminales, después de que reconoció que hackers accedieron a su base de datos de anuncios corporativos y podrían haberla usado para obtener información privilegiada.

El acceso a la Comisión de Valores (SEC por su sigla en inglés) golpeó el corazón financiero de Estados Unidos. El sistema de archivos EDGAR de la SEC es el lugar central de almacenamiento de la información que mueve los mercados estadounidenses con millones de documentos que van desde estados de resultados a comunicaciones sobre adquisiciones.

Acceder a los documentos antes de que sean divulgados al público habría ofrecido a los hackers una oportunidad para hacer negocios con la información.

La SEC dijo tarde el miércoles que la intrusión había ocurrido en 2016, pero sólo fue descubierta el mes pasado, y que podría haber servido para que cibercriminales usaran la información en transacciones ilícitas.

PUBLICIDAD

El presidente de la SEC, Jay Clayton, hizo una “llamada de cortesía” al Congreso por el ataque cibernético al final de la tarde del miércoles, dijo el legislador republicano Bill Huizenga, presidente del comité de la Cámara de Representantes sobre mercados capitales, que supervisa la SEC.

La revelación ha golpeado la confianza de los inversores en la seguridad de los datos. La filtración se conoce dos semanas después de que Equifax dijo que hackers habían robado datos de más de 143 millones de clientes estadounidenses y luego del ciberataque del año pasado a SWIFT, el sistema global de mensajes bancarios.

Es además particularmente vergonzoso para la SEC y su nuevo presidente Clayton, que ha hecho del combate al cibercrimen uno de los principales asuntos de su mandato.

 

Siguientes artículos

Se posponen eventos mundialistas paralímpicos a causa del sismo
Por

Eventos deportivos y de ocio programados para este fin de semana en la Ciudad de México fueron suspendidos.