SAN FRANCISCO. “Seré franca: Estamos en crisis en los campos STEM [siglas para ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas] y la Inteligencia Artificial”, dispara Fei Fei Li, directora del programa de Inteligencia Artificial en la nube de Google, y una de las voces más respetadas en su campo de estudio.

La declaración es relevante porque, aunque Li ocupa un puesto de alta gerencia, e incuso la dirección de Google Cloud es ocupada por una mujer (Diane Greene), Next 18, la conferencia de cómputo en la nube de la filial de Alphabet que se celebra esta semana en San Francisco, es aún un territorio predominantemente masculino.

“No quiero pintar un panorama edulcorado, tenemos una carencia rampante de diversidad en nuestro campo”, dice la también académica de Stanford en entrevista con Forbes. No obstante, afirma sentir entusiasmo por las distintas iniciativas que buscan llevar la tecnologías no sólo a las mujeres —como Black Girls Code—, sino a las minorías, como AI4ALL (IA para todos), que ella misma cofundó.

“AI4ALL es una organización sin fines de lucro que se enfoca en aumentar la diversidad de la siguiente generación de tecnólogos de Inteligencia Artificial” explica Li.

PUBLICIDAD

“Siempre he creído que no hay valores independientes en las máquinas, todos son valores humanos y los transmitimos a nuestra tecnología, si no tenemos una amplia representación de tecnólogos y practicantes creando estas tecnologías inevitablemente tendremos un sesgo y seremos insensibles a diferentes necesidades, de ahí la necesidad de la diversidad de inclusión y que inculcar nuestros valores sea tan crítico”, añade la especialista.

Google, la empresa en la que Li encabeza los esfuerzos de aplicación de Inteligencia Artificial en la nube, tiene diversas iniciativas para impulsar la inclusión con perspectiva de género, en México ese esfuerzo de llama Mind the Gap, a través del cual la empresa busca que las mujeres se interesen en carreras STEM desde que están en la preparatoria.

Física de formación, Li es actualmente directora del Laboratorio de Inteligencia Artificial de Stanford, donde desarrolla algoritmos que permiten a los robots y las computadoras ver y pensar, y también dirige experimentos cognitivos y neurológicos para descubrir cómo es que el cerebro ve y piensa.

Sobre su labor dentro de Google, la vocera explica que lo que más le entusiasma es la democratización de la Inteligencia Artificial, por un lado, “es una tecnología que puede empoderar y habilitar a tantas personas en tantas maneras”, y por otro, “la nube es la plataforma de cómputo más grande que ha construido la humanidad, de forma que “entregar una tecnología tan poderosa como la Inteligencia artificial a través de la nube tiene un poder de democratización tremendo Y eso es lo que más me entusiasma”.

 

Siguientes artículos

Womento, el desafío de Old Mutual para empoderar a las mujeres
Por

La convocatoria de esta financiera pretende impulsar a las mujeres para que materialicen sus sueños y las seleccionadas...