En 2013, los productos Herman Miller generaron ingresos por más de 1,800 mdd. Más allá de crear mobiliario con diseños innovadores y futuristas, su CEO afirma que trabaja por mejorar el estilo de vida de quien los use. Hablamos con él en su visita a la Ciudad de México.

Por Sara Maldonado

 

 

Estar cómodo en la oficina no es un sueño imposible. Hace más de 100 años a alguien se le ocurrió la idea de crear mobiliario no sólo útil y cómodo, sino también moderno y estéticamente atractivo. Hoy, Herman Miller llama al concepto creado por ellos mismos living office. Prueba tangible son los premios de diseño con los que año tras año son reconocidos sus productos. El propósito que los guía es que el tiempo en el trabajo pase ligero y que todo a tu alrededor permita moverte cómodamente. Por eso el mobiliario y accesorios se adaptan a los movimientos del cuerpo, no sólo al espacio.

Brian Walker, presidente y CEO de la marca, supervisa las estrategias globales de la empresa. Tanto así que, anualmente, el executive leader team a nivel mundial lleva a cabo una serie de juntas de planeación. En 2014 México fue la sede. Herman Miller creó recientemente cargos específicos para toda América Latina, definiendo líderes para las áreas de ventas, marketing, distribución, operación y finanzas con enfoque regional. “Tenemos en México uno de los mejores equipos de trabajo que haya visto alrededor del mundo. El país se está volviendo más prominente. Los niveles adquisitivos de la población están creciendo. Me encanta el hecho de que se empieza a sentir Herman Miller aquí tal como se siente en Estados Unidos; se respira la misma cultura, los mismos valores, ciertamente con un poco de sabor latino.

“Lo percibo local y global al mismo tiempo, lo cual es muy emocionante. Podemos continuar siendo una de las dos o tres marcas líderes en México en ventas y, a largo plazo, esperamos ser vistos también como una marca que se incluya en lo relativo a estilo de vida”.

 

Visión e inspiración

Desde marzo del 2003, cuando Walker fue nombrado presidente y director de Operaciones de la empresa y luego en julio de 2004, cuando asumió el título de director general, siempre ha sido su prioridad inspirar a su equipo de trabajo.

“La inspiración comienza teniendo una visión clara de dónde quieres estar. Una de las cosas en las que más duro hemos trabajado en los últimos diez años es en la gran idea a la que llamamos “estrategia de cambio”: tratamos de llevar el calendario 100 años adelante. Pasamos mucho tiempo pensando en cómo queremos vivir los próximos 100 años. La gente sabe que no sólo vendemos productos sino que resolvemos problemas. Se sienten muy inspirados porque tenemos el propósito de hacer algo bueno”.

Además, señala que una de las cosas que hacen es compartir los resultados abiertamente, ya que son una compañía pública. “Tenemos programas en los que compartimos los logros de nuestros empleados y nuestra filosofía es la misma en todos lados”.

Al cierre del año fiscal 2014, el CEO afirma que se sienten alentados por los importantes progresos en prácticamente todas las áreas de negocios a medida que avanzan en su agenda estratégica. “Hemos mejorado significativamente nuestra capacidad de ofrecer una marca única con soluciones centradas en el ser humano para clientes de diversos contextos”.

herman_miller_fotos1

Los números hablan

Herman Miller Inc. anunció los resultados del cuarto trimestre de su año fiscal 2014: ventas netas por 487,5 millones de dólares (mdd), un aumento de 6% en relación al mismo periodo del año anterior. América Latina, Asia y Europa totalizaron 109,6 mdd en ventas líquidas durante el cuarto trimestre, presentando un aumento de 10,6%. Los pedidos fueron de 94.7 mdd, lo que representó un aumento del 1.5% anual en comparación con el año pasado. De modo general, el segmento de ventas creció 9.3% en las regiones y los pedidos se mantuvieron estables.

La reciente inversión en el área de marketing y comunicaciones ayudará a Herman Miller a transformarse en una compañía b2b2c (Business to Business to Consumer), rescatando la conexión emocional con el consumidor final no sólo en su ambiente laboral, sino también en el ámbito de su hogar. Esto ayudaría a superar las ventas de más de 2,000 mdd. “Puede ser un poco más porque acabamos de hacer una adquisición, así que probablemente termine por encima de esta cifra en 2014. Nuestro negocio internacional ha ido creciendo de manera muy rápida en los últimos años. Siempre estamos buscando dónde invertir”.

En América Latina han estado rastreando lugares para posicionar sus productos. Acaban de invertir en una marca, han trabajado duro en México y en Brasil. Por otra parte, realizan mucha de la manufactura en México, “aunque no la mayoría porque no tenemos toda la maquinaria aquí, así que parte viene de Estados Unidos”.

Con presencia en América Latina, principalmente en países como Brasil, México, Chile, Guatemala y Colombia, para el ceo, Herman Miller no es una marca de lujo. “No pensamos en nosotros mismos como una compañía lujosa, pensamos en nosotros como una marca premium; el lujo es algo que se piensa fuera del alcance de la población en general, y esa no es nuestra ética. Queremos ser capaces de proveer lo mejor para la mayor cantidad de gente posible por el menor costo”.

De cara al futuro, estiman que sus ventas netas se ubicarán en la franja de 480 a 500 mdd en el primer trimestre del año fiscal 2015, lo que representaría un aumento de entre 2.5% y 7% en relación al mismo periodo de 2014.

 

Una nueva estrategia

En Herman Miller trabajan en alternativas que pretenden conquistar varios mercados. “Queremos ser capaces de proveer productos para el hogar, para un hospital, para la educación… no sólo queremos dedicarnos a la industria, sino a la industria más del consumidor; así que una de las cosas que estamos haciendo es incrementar nuestras capacidades globales organizándonos a través de las principales regiones locales. El equipo en México nos acaba de presentar lo que han realizado en América Latina”.

La marca tiene un gran número de socios creativos alrededor del mundo. “Lo vemos como una relación de conveniencia donde tomamos muy en serio que son nuestros amigos, no sólo se trata de trabajo. Creo que para ellos lo que nos hace únicos es que siempre estamos apostando por correr riesgos y ayudar a los diseñadores a que sus ideas sean reales”. Resumiendo, no van con el creativo y les dicen: “Aquí está la idea”, sino que dicen: “Aquí tenemos un problema, ayúdanos a solucionarlo”.

Ahora, han lanzado un concurso creativo para decir: “¡Hey!, aquí hay algunas cosas que necesitamos resolver”. Quieren ver si pueden desarrollar un círculo de jóvenes diseñadores. “Es increíble la cantidad de países que han respondido a ello”, afirma Walker. Entre 20 y 25. Según el ceo, esto habla de la manera en que han llevado el negocio, “siempre hemos querido llegar a más gente porque creemos que el poder de sus ideas nos hace mejores”.

 

Siguientes artículos

Cajeros automáticos: blanco del cibercrimen
Por

Los ataques casa vez más sofisticados a cajeros automáticos se multiplican, ya que es una de las formas en que los delin...