Por Orlando Mejía*

En el mundo actual, existen muchos mitos alrededor de los jóvenes profesionales: crecieron prácticamente con un dispositivo digital pegado a sus dedos, son expertos en tecnología y están mucho más preparados para afrontar los desafíos de la empresa del mañana.

Dicho pensamiento adquiere una gran relevancia si consideramos que nos encontramos en la Cuarta Revolución Industrial de la humanidad. La llamada Industria 4.0 está transformando la manera en que los diferentes sectores hacen negocios, aprovechando al máximo tecnologías digitales como Inteligencia Artificial, Machine Learning e Internet de las Cosas.

Tal situación debería ser considerada por los Millennials como una oportunidad única para desarrollar todo su potencial en un ambiente que resulta bastante conocido para ellos. Sin embargo, parece que esta familiaridad es capaz de inspirar más dudas que comodidad.

En realidad, los miembros de esta generación están plenamente conscientes de la importancia actual y futura de la Industria 4.0, pero muchos de ellos no se sienten preparados para los cambios que ésta traerá consigo. Así lo expresan los resultados de la Encuesta Millennials Deloitte 2018, aplicada a más de 10 mil jóvenes de 36 países distintos.

En este estudio, realizado de forma anual desde 2012, los encuestados expresaron sentirse incómodos ante el futuro de un mundo cada vez más complejo, por lo que buscan integrarse a empresas que se encuentran más alineadas con sus perspectivas de capacitación para adquirir las habilidades que serán necesarias en los nuevos empleos que están por venir.

Aproximadamente cuatro de cada 10 Millennials asegura que la empresa en la que labora ya utiliza en gran medida automatización avanzada, inteligencia artificial o robótica para llevar a cabo tareas mecánicas o análisis realizados previamente por personas, por lo que tienen conocimiento de cómo la Industria 4.0 está configurando los lugares de trabajo.

En sí, al 11% de los Millennials le preocupa carecer de todas las habilidades necesarias para afrontar la Cuarta Revolución Industrial, ya que esta moldea continuamente la naturaleza de los empleos, mientras que la mayoría de los encuestados expresaron no estar seguros de contar con esos conocimientos.

Un dato revelador indica que el 46% de los millennials que pretenden permanecer en sus empresas actuales durante al menos otros cinco años, aseguran recibir capacitación relativa a la Cuarta Revolución Industrial por parte de su empresa.

Pero ¿qué habilidades quieren desarrollar estos jóvenes trabajadores? Debido a que consideran que el nuevo entorno empresarial tiene el potencial de liberarlos de la rutina para enfocarse en actividades más creativas y satisfactorias, buscan programas de capacitación que les ayuden a desarrollar sus habilidades interpersonales, así como su confianza y comportamiento ético, pero solo el 26% cuenta con ellos en su empresa actual.

En México, el 46% de los Millenials afirma que los empleadores y las organizaciones en general son los responsables de preparar a sus colaboradores para la Industria 4.0, y el 34% asegura que la corporación en la que se encuentra actualmente ya lo está haciendo.

En conclusión, los sectores mejor preparados para afrontar los retos actuales y futuros de la Industria 4.0 son los que ejercen un impacto más positivo entre los trabajadores jóvenes. Lejos de verlo como un obstáculo, este panorama brinda a las empresas una oportunidad clara y alcanzable para mejorar su posición ante las nuevas generaciones.

Las preocupaciones expresadas por los Millennials sugieren que este es el momento ideal para que los líderes empresariales demuestren su capacidad como agentes de cambio positivo, y que su negocio sea visto como un proveedor de educación. Quienes lo logren, atraerán y retendrán al mejor talento millennial y, a su vez, lograrán un mejor desempeño en el futuro.

*Socio de Capital Humano en Consultoría, Deloitte México.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El reto de la negociación salarial con la empresa
Por

La cuestión salarial no es un asunto que deba evitarse. Todos debemos ser compensados de manera justa por el trabajo que...