La industria fotovoltaica está trabajando junto a diputados en una propuesta de Ley para que los techos solares en México produzcan más energía sin la burocracia asociada.

La Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex) persigue aumentar la capacidad de generación solar distribuida exenta de permisos por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), comentó el secretario ejecutivo del grupo energético, Israel Hurtado, en entrevista.

“Buscamos que se reduzcan los costos y tiempo de instalación, además de que algunas Micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) accedan a estos beneficios al generar, consumir, incluso compartir con sus vecinos o inyectar la energía a la red eléctrica. Es decir, quitar barreras de entrada a la Generación Distribuida”, declaró.

Actualmente, el marco regulatorio mexicano permite hasta 0.5 MegaWatts (MW) por contrato de interconexión (techo solar). Cuando la capacidad del techo rebasa ese margen, el contratista, sea un hogar o empresa, requiere un permiso de la CRE. El problema es que cada permiso tarda cuatro meses en promedio.

“Al menos nos gustaría que la capacidad exenta subiera a 1 MW”, declaró  el representante de la asociación.

Hurtado tampoco descarta que la capacidad pueda incrementarse por encima de ese nivel, pues países latinoamericanos como Brasil y Costa Rica permiten 5 MegaWatts sin autorización regulatoria. Incluso algunas entidades de Estados Unidos superan los 5 MW.

Hoy existen 112,000 techos solares en nuestro país, cuya capacidad asciende a 800 MW, concentrados en Jalisco, Estado de México, Nuevo León, Ciudad de México y Chihuahua. Gracias a ellos, México evitó la emisión de aproximadamente un millón de toneladas de dióxido de carbón, equivalente a 77 millones de árboles plantados para contrarrestarlas.

Hurtado comentó que si se aprueba esta iniciativa, México podría materializar las proyecciones de la CRE de 650,000 contratos de interconexión hacia 2023 con una capacidad de 4,000 MW.

En septiembre de este año, Asolmex tuvo una reunión de trabajo con el Partido Acción Nacional (PAN) para aterrizar la propuesta que simplificaría los trámites, pero también lo harán con el resto de las bancadas, incluido el partido gobernante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), cuya política energética ha erosionado la relación con la iniciativa privada con la cancelación de subastas eléctricas y la licitación de redes de transmisión.

“Hemos estado en contacto con diputados de todos los grupos parlamentarios y nos vamos a reunir próximamente con ellos. Lo que buscamos es una iniciativa que esté lo más apoyada posible por todos los grupos”, declaró Hurtado.

CFE, otro reto

Existe otro reto por delante para Asolmex y los diputados panistas: convencer a la empresa estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) de que la iniciativa es benéfica para todos.

El 28 de marzo de 2019, el director general de la compañía, Manuel Bartlett, expresó que era una mentira que las energías limpias fueran baratas.

Ese mismo día, el director de finanzas de CFE, Antonio Rojas Santiago, explicó que la generación distribuida entrega electricidad barata por la mañana y la demanda con precios más caros en la noche, situación que daña patrimonialmente a la empresa. “Entregan cuando vale 60 centavos y la piden cuando vale hasta dos pesos”, detalló el directivo.

Aquí la historia completa: La gran mentira de las energías renovables, según la CFE

El representante de Asolmex reconoció que deben reunirse con la empresa productiva del Estado y el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y con quien sea necesario para socializar esta iniciativa.

“Así como están las cosas, no creemos que haya un impacto negativo para la red y CFE”, añadió el secretario ejecutivo de la asociación.

 

Siguientes artículos

Citla Energy comienza perforaciones en el Golfo de México
Por

La firma con inversión china y estadounidense realizará tres pozos exploratorios en las áreas contractuales 7 y 9 de la...