La SCT es una de las dependencias que consiguieron un aumento presupuestal para 2014, considerando el nivel de México en desempeño logística, infraestructura y competitividad, son muy buenas noticias.

 

De acuerdo con el Banco Mundial, México ocupa la posición número 47 de 155 en el Índice de desempeño logístico 2012, estudio que, como su nombre lo indica, toma en cuenta “las percepciones de la logística de un país basadas en: la calidad de la infraestructura relacionada con el comercio y el transporte, la facilidad de acordar embarques a precios competitivos y la capacidad de seguir y rastrear los envíos”, entre otros indicadores.

Por su parte, el Foro Económico Mundial llega a conclusiones similares al establecer que México se ubica en el lugar 68 de 144 en el Índice de competitividad e infraestructura. Nada nuevo, ya que México ocupa el lugar 50 en infraestructura carretera, el 60 en infraestructura ferroviaria y el 64 en lo que se refiere a su capacidad portuaria y aeroportuaria, pero si una realidad modificable.

PUBLICIDAD

México se encuentra a la zaga de países como Brasil, India, China y Sudáfrica; y en términos de infraestructura por detrás de países como Uruguay y Panamá.

No obstante a pesar de estos datos, la reciente aprobación del PEF —que contempla un aumento en  la asignación de recursos a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) con respecto a 2012— y  el Programa de inversiones de infraestructura de transportes y comunicaciones, elaborado por la misma dependencia, nos permiten pensar que existe la intención de revertir la situación en la que actualmente nos encontramos.

El Presupuesto de Egresos de la Federación refleja la finalidad de ampliar la infraestructura. Inicialmente el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación contempló un presupuesto 114,749 mdp para la SCT, dependencia que, a diferencia de la mayoría, no sufrió un recorte sino un aumento de recursos, lo que finalmente colocó su presupuesto para el 2014 en 118,832 mdp, un aumento de 4,083 mdp, es decir 33% respecto a 2013.

Por otro lado, el Programa de inversiones de infraestructura  de transportes y comunicaciones contempla que en un periodo de 5 años, se inviertan 1.28 billones de los cuales 582,000 mdp corresponderían a infraestructura de transporte. El actual gobierno se ha trazado la meta de llevar a cabo 149 proyectos carreteros, que suman un total de 5,410 Km, que requieren de una inversión  386,255 mdp. De dichos proyectos 34 corresponden a autopistas, 49 a carreteras, 33 a libramientos y 22 a entronques y puentes, todo ello sin considerar  la inversión en infraestructura ferroviaria, portuaria y aeroportuaria.

Si hay nuevos recursos fiscales es importante que haya nuevos caminos para ser competitivos. La inversión en proyectos carreteros es particularmente importante para el desarrollo económico, pero especialmente en nuestro país, ya que 55% de volumen de carga y 81% de su valor total se mueven en autotransporte, a lo que se suma el hecho de que 96% de los pasajeros se desplaza por los mismos medios.

La infraestructura carretera incide de forma determinante en el empleo y la colectividad y es siempre una buena inversión. La construcción de  carreteras promueve la reactivación de la industria de la construcción —que actualmente no se encuentra en su mejor momento— y  con ello un mayor dinamismo en la economía. No sólo porque el gasto ejercido ayude a generar empleos y réditos para las empresas, sino porque los beneficios de largo plazo que produce la infraestructura, como lo son la reducción en los tiempos de traslado de las mercancías, la disminución de precios y el mejoramiento en la calidad de los servicios logísticos, hacen de México un país atractivo para los inversionistas.

México necesita infraestructura que reafirme su apertura comercial y vínculos con el mundo globalizado.

Contacto:

Facebook: http://www.facebook.com/ReporteRecsa
Twitter: @HumbertoArmenta
E-mail: [email protected]
Páginas web: www.recsa.mx
http://www.humbertoarmenta.com

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Las series son las nuevas reinas de la televisión
Por

Las series son el aliado perfecto de la TV por cable y las nuevas formas de distribución de contenido en su competencia...