La llegada de Inversión Extranjera Directa (IED) será un reto más para el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su primer año de gobierno.

La IED que llegará a México durante 2019 será de 25,000 millones de dólares (mdd) aproximadamente, por debajo de los 28,000 mdd estimados para 2018, según la encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado de diciembre 2018, elaborada por el Banco de México (Banxico).

Los especialistas consultados por el banco central mexicano consideran que el principal riesgo que obstaculizaría el crecimiento económico del país  es la «incertidumbre de la política interna».

Un botón de muestra: el mandatario mexicano ha expresado que, por cuestiones de soberanía, cerrará la participación de inversiones extranjeras en proyectos como el plan de desarrollo del Istmo de Tehuantepec -una de las zonas más pobres del país- que pretende comunicar los océanos pacífico y atlántico con el fin de movilizar mercancías para que compitan en mercados internacionales.

«En este proyecto, a diferencia de otros, no vamos a tener inversión extranjera de potencias, va a ser inversión nacional», declaró el político tabasqueño el 23 de diciembre durante el anuncio del proyecto en Oaxaca.

Pese a la negativa presidencial, sus colaboradores mantienen el optimismo. La titular de la Secretaría de Economía (SE), Graciela Márquez, dijo que la IED situará por encima del monto de 2018, es decir, entre 25,000 y 28,000 millones, de acuerdo con datos de Banxico.

“Vamos a atraer IED que completa cadenas de valor en el país y que, por lo tanto, nos permite incidir en el crecimiento del mercado interno y en la promoción de exportaciones”,  expresó la funcionaria, según el diario El Economista.

Márquez agregó que la promoción de IED se debe cambiar “con una política que permita formar cadenas de proveedora y cadenas globales de valor”.

Sin embargo, el nuevo gobierno desapareció la oficina de promoción encargada de atraer inversión extranjera directa, ProMéxico.

Aquí la historia completa: Secretaría de Economía confirma desaparición de ProMéxico e Inadem

 

 

¿Qué es la IED?

Se considera como Inversión Extranjera Directa la participación de inversionistas extranjeros en el capital social de empresas mexicanas, así como en las actividades y actos contemplados por la Ley.

sus beneficios se transmiten a la economía impulsando el comercio internacional, permitiendo el financiamiento de empresas, mejorando las oportunidades de empleo; también eleva la competitividad, a través una mayor tecnología y un mayor grado de productividad de todos los factores productivos, argumenta la SE en su sitio web.

«Estos beneficios se ven reflejados para el consumidor doméstico en la obtención de más variedad productos a mejores precios», explica la dependencia.

El primer socio comercial que son los Estados Unidos, pero también el segundo lugar de donde llega inversión extranjera es de España y el tercero es de Canadá.

De 2013 a 2017, el gobierno de Enrique Peña Nieto logró un promedio anual histórico de 34,000 millones de dólares de inversión extranjera directa, por encima de los 19,000 millones de dólares anuales que promediaron las últimas dos décadas, según el sexto informe del gobierno priista.

Regionalmente, la IED ha caído durante tres consecutivos, presionada por los descensos en Chile (48%), Brasil (9.7%) y México (8.8%) durante 2017. La Comisión Económica para América Latina (CEPAL, pidió a los gobiernos de la región a incentivar la IED de calidad y compatible con el desarrollo sostenible, “sobre todo a promover un cambio en la estructura productiva de los países» latinoamericanos.

 

Siguientes artículos

Seis formas de pagar deudas atrasadas y rápido
Por

Tener las deudas atrasadas bien identificadas y conocer la tasa de interés que cobran, así como el pago mínimo de cada u...