Por Patricio Velarde y Daniel Marcos*

Hay muchas historias de personas que nacieron en India que luego triunfaron en Silicon Valley. Satya Nadella, el CEO de Microsoft, es uno de los más famosos, pero no es el único. Antes de que él dirigiera el gigante informático, Sabeer Bhatia creó el servicio de correo Hotmail y Vinod Khosla fundó Sun Microsystems, una referencia en empresas de software que en 2010 adquirió Oracle.

Muchos de los inmigrantes indios trabajan, fundan y dirigen empresas exitosas en el valle más próspero y prolífico del mundo en materia de tecnología. Pero hay un inmigrante indio que, a diferencia de los demás, no está buscando sólo el crecimiento de su empresa, sino el crecimiento en las compañías de otros: Salim Ismail.

Es muy probable que hoy Salim sea el indio más influyente en Silicon Valley y uno de los que más influye a nivel global en materia de negocios.

PUBLICIDAD

Ismail nació hace casi 53 años en Hyderabad, al sur de la India. A fines de los 90, se graduó de la Universidad de Waterloo, ubicada en Canadá (es ciudadano canadiense).

Su paso trayectoria corporativa comenzó en Londres, en una compañía de software y consultoría. Luego, en Nueva York, fue COO de Nueva York Business Forums. Después del 11 de septiembre fundó NYGC, una organización para ayudar a que las empresas, ubicadas en la parte baja de Manhattan y afectadas por el ataque terrorista, recibieran apoyos económicos.

En los 2000’s fundó PubSub Concepts y co-fundó Confabb.com. A principios del 2007 se trasladó a Silicon Valley para ser vicepresidente de Yahoo, y encabezar la incubadora de la empresa, llamada Brickhouse. Ahí tuvo una inmersión y aprendizajes importantes en cuestiones de disrupción dentro de empresas grandes.

Salió de Yahoo en la desbandada de 2008 y con su amigo Rohit Khare cofundó Angstro, una empresa que usaba redes sociales para ubicar noticias acerca de sus clientes, colegas y amigos. La empresa llamó la atención de Google, quien la adquirió dos años después.

En septiembre de 2008, Salim se convirtió en el primer Director Ejecutivo de la ahora reconocida Singularity University (SU). En esta etapa trabajó con Peter Diamandis y Ray Kurzweil, con quienes se enfocó en resolver los mayores retos de humanidad. SU tiene como objetivo “educar, inspirar y empoderar a una nueva generación de líderes para que apliquen tecnologías exponenciales haciendo frente a los grandes retos de la humanidad.”

Aquí es donde se gestó uno de los términos más importantes actualmente en SV: 10x. Se refieren a las empresas que pueden crecer a una velocidad 10 veces mayor que su competencia. Y lo mejor es que este crecimiento exponencial se logra sin necesidad de incrementar sus activos de la misma forma. Diría que según mi experiencia colaborando en la Asociación Mexicana de Capital Privado, ésta es una de las principales características que buscan en una empresa los grandes inversionistas detrás de los fondos de capital emprendedor.

Este concepto fue explicado por Salim es su best seller Exponential Organizations, la cual se ha convertido en una guía para navegar los cambios en el entorno empresarial, primordialmente debido a la introducción y proliferación de tecnologías exponenciales.

Salim Ismail, quien por cierto estará en México el próximo 2 de marzo en el evento Futuro Exponencial, describe a las organizaciones de hoy como construidas para lograr crecimientos lineales, con estructuras centralizadas y jerárquicas, donde el enfoque central es en la escasez de los activos (personas, recursos, plataformas, etc.).

Pero si se comparan con Twitter, LinkedIn, Facebook, Uber, Airbnb, Google, se quedarían muy atrás, pues estas empresas han destrozado las viejas reglas de crecimiento lineal y han aprovechado el poder de las nuevas tecnologías transformado industrias en cuestión de meses, literalmente.

El mundo se está moviendo más rápido. A medida que la tecnología evoluciona y se digitaliza nuestra vida, el ritmo de este cambio se acelera. El “crowdsourcing” y el “big data”, por ejemplo, han cambiado industrias y están introduciendo nuevos e inesperados competidores. Hoy es vital conocer estos conceptos. Si no innovamos en nuestras industrias alguien más lo hará.

*Patricio Velarde, con un MBA de Wharton Business School, forma parte de “Growth Institute” impulsando las empresas medianas para escalar y convertirse en líderes de su sector.

Daniel Marcos, con un MBA de Babson College, es experto en crecimiento de empresas, asesor, coach, conferencista internacional y fundador de Gazelles Growth Institute.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Parar la guerra sin militarizar al país
Por

Necesitamos discutir cómo vamos a terminar con esta guerra y no legislar para que el ejército sea el encargado de la seg...