Los industriales de bolsas de plástico como la Asociación Nacional de Industrias de Plásticos (Anipac) e Industriales de Bolsas Plásticas de México (Inboplast) celebraron este lunes que el gobierno de Jalisco publicará una norma ambiental para fabricar bolsas compostables o con material reciclado que entrará en vigor en 2021. Lo anterior les dará un año para migrar de la producción de bolsas de plástico convencionales a la fabricación de las bolsas con estas especificaciones.

“En Jalisco no están buscando regular con ideas taquilleras, saben que hay movimientos internacionales de economía circular y de compromisos a lograr y lo están haciendo con responsabilidad, dándole el tiempo a la industria para poder hacer la transición tecnológica para poderlo lograr. Contrario a lo que sucedió en la Ciudad de México que solo nos dieron seis meses”, señaló Juan Antonio Hérnandez, director de Plásticos Comercializadora y Transformadora (Placoyt) en entrevista con Forbes México.

TAMBIÉN LEE:

Ley contra bolsas de plástico promueve la ‘basura ecológica’: Greenpeace

En enero de este año, la Ciudad de México puso en pie la Ley de Residuos que prohíbe la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plásticos desechables. Las únicas que se permiten son las compostables, pero aún no existe una norma publicada que las regule en la capital mexicana.

Mientras tanto, el gobierno de Jalisco implementará a partir de enero de 2021, la Norma Ambiental NAE-SEMADET-010/2019 en la que establece que la fabricación de bolsas de plástico debe de tener un porcentaje de material reciclado – un 20% al primer año de su entrada en vigor para llegar al 40% en un periodo de cinco años— o que sean fabricadas con material compostable. La entrada en vigor de esta norma será a partir de enero de 2021.

bolsas

| Foto: Reuters

“Aquí tiene mucho que ver que antes de tomar las decisiones se midieron los impactos, analizaron las opciones, el Instituto de Innovación Ciencia y Tecnología jugó un papel importante junto con las autoridades en reunir toda la información para conocer lo impactos de las decisiones que se tomaron y creo que fue la diferencia con la CDMX, en dónde no los midieron. Tomaron las decisiones taquilleras o que venden o populistas, prohibieron y después se dieron cuenta que habían generado un impacto muy fuerte en la población”, dijo Álvaro Hernández, presidente de Inboplast.

El consumo de bolsas de plástico en esa entidad representa el 10% del consumo nacional. En cuanto a la fabricación, Jalisco es el segundo productor nacional de bolsas de plástico después del Estado de México con 150 empresas dedicas a la producción y comercialización de bolsas con aproximadamente 270,000 toneladas anuales y un valor de 9,500 millones de pesos (mdp).

La norma también menciona que la bolsa de plástico reciclado sea más fuerte para su reutilización, ya que el grosor incrementará a un calibre de 40 micras, para que aguanten más peso y se reutilicen más.

TAMBIÉN LEE: Te recomendamos: ¿Cómo cambió el nuevo mercado de bolsas ecológicas? 

Los retos de la industria

Entre los principales retos está el de migrar a cambios tecnológicos dentro de las fábricas que pueden llegar a costar desde un medio millón hasta millones, dependiendo del tamaño de las empresas.

“Todo depende del tamaño de la industria, lo que hay que tomar en cuenta es que cada bolsa debe de ir con información específica, es decir, debe de tener una leyenda en la que se indique si contiene material reciclado e incluir el nombre de la empresa, la razón social, explicar composición de los materiales, etc.  Muchas de las fábricas no tienen equipos de impresión para ello, entonces todo depende de ello”, comenta Hernández en entrevista

Tan solo realizar pedidos de maquinaria en países como China, que ahora atraviesa momentos difíciles en manufactura por el Coronavirus, Alemania o Austria tardarían aproximadamente ochos meses en llegar.

Apegado a la norma internacional

La norma que emite Jalisco está basada en la norma internacional ASTM D6400, una norma que cubre plásticos y productos hechos de plásticos que están diseñados para ser compostados en instalaciones de compostaje aeróbico municipal e industrial.

“Se van a poder producir, distribuir o vender bolsas que sean compostables o biodegradables, esta bolsa se sujetaría a la normas internacionales especialmente de la ASTM D6400 que marca los lineamientos para que un producto plástico compostable sea de alguna manera convertido en biomasa en un lapso de 180 días bajos procesos de compostaje industrial como lo marca la norma”, puntualizó Hernández.

 

Siguientes artículos

Arrancan este sábado corridas de toros sin público en Tlaxcala
Por

Tras 5 meses sin actividad, preparan con las medidas sanitarias el inicio de las corridas de toros en Tlaxcala, las cual...