“Estamos entusiasmados por el concepto de la Red Compartida porque tendrá un gran impacto en el desarrollo económico del país y también porque hemos ayudado a hacer realidad proyectos similares de redes mayoristas antes”, dice Juhani Hintikka, CEO de Comptel, empresa finlandesa dedicada desde hace 30 años al desarrollo de software para redes móviles, y que tiene presencia en 90 países a través de más de 300 operadoras.

Hintikka se encuentra en México como parte de un grupo de empresarios finlandeses que acompañan al primer ministro Juha Sipiläa en su visita oficial a nuestro país.

“Estamos promoviendo el interés de la compañía en la Red Compartida y reuniéndonos con clientes. Hemos operado en el mercado mexicano desde hace más de 10 años”, dice el CEO de la compañía que ayuda a mover el 20% del tráfico mundial de datos móviles y que en México cuenta entre sus clientes Telefónica, Axtel, Telcel, entre otros.

El proyecto de Red Compartida es promovido por el Gobierno Federal y su objetivo es llevar telefonía e internet móvil a las zonas del país que aún no cuentan con cobertura mediante la creación de un nuevo actor de telecomunicaciones mayorista, el cual venderá servicios a minoristas, es decir, los operadores finales como Telcel, AT&T o Telefónica.

“Creo que tenemos experiencia que aportar, cómo debe hacerse, cómo debe diseñarse y qué es lo más importante del proyecto. También creo que la meta es noble: ofrecer acceso universal a la banda ancha, especialmente para los sectores con menores ingresos”, afirma.

Lee también: ABC Forbes para entender el proyecto de Red Compartida

Sin embargo, el proyecto de Red Compartida está pensado para llevar servicios móviles de cuarta generación (4G) a zonas que hoy no cuentan con cobertura a pesar de que ello obedece a que no existe un mercado que justifique la inversión por parte de los operadores, la población de dichas zonas simplemente no puede permitirse el pago de smartphones compatibles con la tecnología ni de los servicios de telefonía móvil.

Cuestionado sobre el particular, Hintikka sostiene que el 4G “es en la actualidad la forma más eficiente desde la perspectiva económica de construir una red” y que existen formas de incluir a los sectores más vulnerables en las nuevas generaciones de telefonía.

El ejecutivo señala que Comptel ha desarrollado FWD, una aplicación que fue diseñada para “conectar a los próximos 2,000 millones de personas a internet”, la que da a los usuarios de telefonía móvil en modalidad de prepago control sobre su saldo, facilitando la asignación de parte de éste para comprar tiempo efectivo de navegación. Ese enfoque contrasta con el empleado actualmente por los operadores, quienes obligan a sus usuarios a cargar dinero a su línea a cambio de la descarga de datos, una práctica que en buena parte resulta opaca.

Comptel ha probado FWD en Finlandia, pero también en mercados menos desarrollados, como Bangladesh, donde ya se encuentra dentro del top 5 de apps más descargadas en Google Playstore. Adicionalmente, la empresa planea ofrecer su aplicación sin etiqueta, para que cualquier operador pueda comprar una licencia y operarla bajo su marca.

“La gente tendrá su primer smartphone, tenemos que hacer el servicio fácil de usar, amigable”, dice Hintikka. Pero los beneficios no son sólo para los usuarios, “hemos visto un incremento significativo en el ARPU (siglas en inglés de ingresos promedio por suscriptor) con el uso de FWD”.

Sobre el hecho de que el proyecto de Red Compartida busca concentrar la operación en un solo consorcio en vez de asignar el espectro a un nuevo operador, el ejecutivo considera que sólo el tiempo dirá si el enfoque es adecuado, pero subraya que hay una ventaja en él: “Al menos tendrán a gente de negocios dirigiendo el negocio, en Australia lo hace el gobierno.”

“Lo que ocurrirá ahora es que habrá una puja y un ganador. Ese ganador contratará a otras empresas para construir la red, y seremos parte de ello, seremos una de esas compañías.” Aunque declinó la invitación a mencionar nombres, el CEO dijo que, “hemos hablado con los potenciales ganadores de la subasta, tenemos recursos humanos en México y Dallas, pero también en América Latina, podemos desplazar a más gente de ser necesario”.

Lee también: Virgin Mobile analiza ir por la Red Compartida

Para el jefe de Comptel, México es el país más importante de la región: “Hay crecimiento económico, las reformas fomentan la competencia, AT&T llegó y compró a Iusacell y Nextel, todo eso plantea una excelente oportunidad para que una empresa como la nuestra prospere. Una vez que la red haya sido construido pretendemos seguir ofreciendo servicios a los operadores, soluciones como FWD.”

Comptel tiene una presencia importante en Latam, con oficinas en cinco países más –Brasil, Argentina, Chile, Perú y Colombia. En Estados Unidos sólo tienen como socio a T-Mobile pero pretenden expandir su huella también.

“Si el proyecto avanza conforme a lo planeado, será unas de las inversiones greenfield –aquellas que transforman un negocio por completo– en la industria de las telecomunicaciones en el mundo, eso es emocionante.”

Juhani Hintikka, CEO de Comptel. Foto: Especial.

Juhani Hintikka, CEO de Comptel. Foto: Especial.

 

Siguientes artículos

banxico
Elecciones de EU preocupan a Banxico, pero también las finanzas públicas
Por

En la reunión del pasado 29 de septiembre, los cinco integrantes votaron a favor de elevar a 4.75% la tasa de interés in...