Todos los servicios contratados para la comida-recepción en Palacio Nacional tras la investidura de Andrés Manuel López Obrador el pasado 1 de diciembre, con un costo de más de 41 millones de pesos, fueron contratados mediante licitación pública por el gobierno saliente de Enrique Peña Nieto, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

El costo total incluyó no sólo la comida y todo lo necesario para el evento, sino también todas las actividades previas de planeación, organización de avanzadas y previsitas de las delegaciones extranjeras, entre otros rubros, indicó la Cancillería en una carta al diario El Universal, el cual dio a conocer el dato.

El rotativo había señalado en su nota que con los 41 millones de pesos (mdp) también se había cubierto el hospedaje de mandatarios e invitados extranjeros en los hoteles de lujo capitalinos J.W. Marriot, Camino Real, Grand Fiesta Americana, Hyatt Regency y Presidente Intercontinental.

La SRE apuntó que el evento fue organizado de manera conjunta entre los equipos de Peña Nieto y López Obrador, conforme a los estándares internacionales de las ceremonias con la presencia de jefes de Estado y de gobiernos extranjeros.

La misiva firmada por Roberto Velasco Álvarez, director general de la Cancillería, aclaró que el costo de los alimentos para los más de 500 asistentes a Palacio Nacional fue de menos de 2.9 mdp, el 7% del total erogado.

“Por lo que se refiere a los actos protocolarios con motivo de la TPEF (Transmisión del Poder Ejecutivo Federal), se informa que la comida que ofreció el presidente Andrés Manuel López Obrador a más de 500 comensales corresponde a menos de 7% del costo total publicado”, señaló el funcionario.

Lee también: AMLO advierte ‘pobreza franciscana’ en el gobierno, si se requiere

Asimismo, detalló que es habitual que en los actos de cambio de gobierno, el país anfitrión brinde durante varios días una serie de cortesías a las delegaciones de las naciones invitadas, a los titulares de organismos internacionales y a los asistentes especiales extranjeros.

“Estas cortesías suponen cubrir los costos necesarios para garantizar la seguridad de los visitantes extranjeros, incluyendo vehículos a jefes de Estado y de gobierno; brindar hospedaje conforme y proveer circuitos de transporte entre las distintas sedes”, mencionó la SRE.

“Disponer de infraestructura de apoyo a la prensa nacional y extranjera que cubre los eventos; organizar cenas y comidas en los actos de carácter protocolario; proporcionar apoyo logístico a través de enlaces diplomáticos, de seguridad y de prensa a los equipos técnicos de las delegaciones extranjeras; establecer un esquema de identificación y acreditaciones, entre otras múltiples actividades de distinta índole”, agregó.

No te pierdas:

Austeridad y medidas contra ‘huachicol’, aciertos en 100 días de gobierno

 

Siguientes artículos

Militar en activo encabezará la Guardia Nacional, confirma AMLO
Por

López Obrador indicó que ya eligió al comandante en jefe de la Guardia Nacional, pero lo dará a conocer hasta la otra se...