La Comisión Federal de Electricidad (CFE) defendió la reestructura de cinco subsidiarias y una filial tras los cambios legales derivados de la reforma energética.

“La reforma energética hizo una habilidosa carnicería de la empresa”, declaró Manuel Bartlett.

Bartlett criticó que a pesar de la división, la empresa tenga que consolidar sus resultados financieros de todas sus subsidiarias y filiales.

El acuerdo que modifica los términos para la estricta separación legal de la CFE, definidos el 11 de enero de 2016, obedecía a que las divisiones de la compañía tuvieran un balance en capacidades y que no hubiera una preponderancia regional.

Aquí la historia completa: Gobierno de AMLO alista reestructura de CFE

“Dio lugar a que se atendiera, por ejemplo, desde Veracruz la Central de Cerro Prieto que está en Baja California”, explicó el director de operaciones de CFE, Carlos Morales.

El directivo comentó que hubo una “estricta” separación de servicios sin transferencias de refacciones, equipos ni comunicación para prestarse, cuando menos, materiales existentes.

“Esta condición hizo también que se perdieran las especialidades que se habían generado durante el transcurso de la generación en el país”, agregó.

De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación, de las seis subsidiarias, cuatro registraron pérdidas, es decir, no hicieron ni proporcionaron valor al Estado.

“Y solamente dos con una ganancia limitada, marginal que no alcanzaban a tener ese tipo de condición para que generaran valor”, agregó.

Te recomendamos:

La gran mentira de las energías renovables, según la CFE

 

Siguientes artículos

La gran mentira de las energías renovables, según la CFE
Por

El director de la CFE dijo que en los países que han impulsado energías limpias, el precio de la electricidad subió.