Este conteo no pretende establecer cuál es la película del año,  sino recordar algunas de las que, a juicio del autor, son parte de las imperdibles del año.

 

El final del año siempre deja la misma sensación y no, no es la nostalgia navideña. Hay un vacío imposible de llenar, nunca habrá suficiente cine, ni tiempo, para saciar el apetito. Sin falta habrá algún festival al que fue imposible asistir (o cuya sede estaba al otro lado de la ciudad), el estreno deseado de pocas salas o cualquier eventualidad entre la bella oscuridad y las retinas.

PUBLICIDAD

Aun así el cine está, nunca llega tarde a la cita. El 2015 no fue la excepción, pero a diferencia de otros calendarios, parece no haber unanimidad (sí, esta lista fue hecha antes de ver Star Wars: El despertar de la fuerza, valga la aclaración) en cuanto a la “mejor película del año” (cualquier cosa que eso signifique). No hay favoritos y eso podría ser lo más positivo.

Intentar jerarquizar sería un despropósito. ¿Cómo graduar cosas tan disímiles como el humor negro para analizar lo estúpido de enamorarse en The Lobster con la sensible humanidad de la revuelta ucraniana retratada en Maidan? Las elegidas al tope de esta lista no intentan marcar lo mejor, son aquellas que después de abandonar la sala siguen resonando profundamente en alguna cavidad del cerebro, aún meses después de haber emitido su último fotograma.

Que el 2016 no nos falle.

 

The Lobster – Yorgos Lanthimos | Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM)

Muchos se han enamorado alguna vez, desde una pequeña atracción hasta llegar a desgarrarse el alma por alguien. Seguramente también han sentido que el proceso puede llegar a ser ridículo y las presiones sociales por dejar la soltería son tontas. Bueno, The Lobster captura dicha sensación con una macabra maestría. Para Lanthimos enamorarse no tiene sentido si es forzado, vivir en pareja tampoco, pero estar solo no es una opción porque se corre el riesgo de ser tachado de paria. Con tan pocas opciones, sacarse los ojos suena tentador. Unas palabras más amplias al respecto, aquí.

 

La mirada del silencio – Joshua Oppenheimer | Ambulante

El primer documental de Oppenheimer, El acto de matar, pecaba de  parecer un experimento científico donde alguien jugaba con hormigas o animales salvajes en un laboratorio. Había un palpitante desapego. La mirada del silencio cambia de dirección y apunta a la redención, ya no es el extranjero que viene a ver a los cavernícolas. Es un hombre, oftalmólogo de profesión, buscando respuestas, pistas sobre qué pasó con su hermano en los años más horribles de Indonesia. Cuando abre la película, unos frijoles saltarines se ven en primer plano, no dejan de moverse por varios minutos, justo como el alma de miles de personas silenciadas por la fuerza. Un texto sobre el documental, acá.

 

La visita – Michael Madsen | Ambulante

Una hipotética invasión alienígena. Ése es el punto de partida que utiliza Madsen para crear uno de los documentales más originales del 2015, donde las preguntas más importantes no están dirigidas al exterior, sino que apuntan a nosotros mismos. ¿Qué nos hace humanos? Si existiera algo más, ¿cómo nos cambiaría? ¿Qué define a nuestra raza? La búsqueda lleva al director por rincones rara vez explorados en una pantalla de cine. El objetivo es claro, hacernos pensar en nuestra naturaleza y demostrarnos lo poco preparados que estamos para un golpe de esta magnitud. Encontrar inteligencia más allá de la atmósfera, nos aterra.

 

Anomalisa – Charlie Kaufman & Duke Johnson | FICM

Pocos han capturado las ansiedades de nuestra sociedad con tanta precisión como Charlie Kaufman, aun cuando no se siente en la silla del director. El miedo a enamorarse y fallar (Eterno resplandor de una mente sin recuerdos), bloquearse en el trabajo (El ladrón de orquídeas) y el ostracismo provocado por ensimismarse (Nueva York en escena). Anomalisa es un paso adelante en ese camino y una revisión de los mismos temas. Un gurú de ventas, abatido por el desasosiego y la rutina, mira a todos a su alrededor como si fueran la misma persona, grises y sin personalidad. Hasta que encuentra una anomalía y decide abrazarla. Pero la vida es cruel y las alegrías son efímeras. La insatisfacción podría ser permanente, ésa es la verdadera tragedia. Unas líneas más a fondo, aquí.

 

Maidan – Sergei Loznitsa | Festival Internacional de Cine UNAM (FICUNAM, cartelera comercial

En la escena más impresionante de Maidan (y la más conmovedora), miles de rostros se funden en uno, no hay distinciones. Todos son iguales, fundidos en el mismo canto por los hijos caídos de Ucrania. Loznitsa quizá sea un matemático convertido en cineasta y su planteamiento luzca carente de emoción. No obstante su empatía por los sujetos frente a su cámara es innegable. No queda sino estremecerse ante lo logrado por el pueblo ucraniano que un día decidió salir a la calle y tomar lo que siempre les había pertenecido: el futuro de su país.

 

Llévate mis amores – Arturo González Villaseñor | DocsDF

Si Maidan mueve por su retrato de una sociedad sin individualidades, Llévate mis amores lo logra exactamente por lo contrario: poniendo rostro a un grupo de extraordinarias mujeres (Las Patronas) alejadas de cuotas políticas, evitando explotar su realidad y mostrando el maravilloso trabajo diario que realizan (alimentando, sin pedir nada a cambio, a los cientos de migrantes que diariamente viajan en “La Bestia”). Si ellas hacen tanto, ¿por qué yo hago tan poco? Un poco más al respecto, aquí.

 

Ixcanul – Jayro Bustamante | Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG)

Las muestras de cine centroamericano escasean en nuestro país. Guatemala probablemente no figure mucho en el mapa cinematográfico mundial, podrían intentar rememorar todas las películas guatemaltecas vistas a lo largo de su vida y no sería extraño si les sobran dedos. La cinta de Jayro (parte de los largometrajes en busca de la nominación al Oscar) brilla porque nunca se vuelve tremendista a pesar de que sería lo más sencillo. En el campo guatemalteco, una mujer indígena es engañada y despojada de su recién nacido, sus esfuerzos por recuperarlo o hallar a los culpables del crimen son entorpecidos por una sociedad que la discrimina. Es de piel morena, ¿por qué habría de importar? Es una más. En el FICG brillaron los universos femeninos (Venecia, Tiempo suspendido, et al.), el de Jayro Bustamante va dos pasos adelante de los demás.

 

El año más violento – J.C. Chandor | Cartelera comercial

Las películas de J.C. Chandor capturan lo pequeño del ser humano en comparación con el mundo a su alrededor. Podría ser un barco a la deriva con un hoyo en el casco o la bolsa de valores de Estados Unidos a punto del colapso. El protagonista de El año más violento es un hombre de negocios buscando seguir el camino correcto, si va a llegar a la cima será bajo sus propias reglas y sin engañar a nadie, pero vive en una burbuja. El sistema al que Abel Morales (Oscar Isaac, cada vez más refinado) apela está podrido desde sus entrañas, las manchas de lodo son inevitables. Ganar es sentir la humedad hasta las rodillas. Un texto sobre la película, acá.

 

El pequeño Quinquin – Bruno Dumont | 58 Muestra Internacional de Cine

Comedia y Bruno Dumont son dos palabras poco conjugadas, mas su primer esfuerzo en el género no desmerece. Al contrario. Una serie de horrendos crímenes estremece a un pequeño pueblo francés. Una banda de niños del lugar y un torpe agente de la ley son los encargados de resolver el misterio de los asesinatos. Como en sus filmes anteriores, el francés muestra al hombre frente a los aspectos más horrendos de la humanidad. Viñetas donde la ingenuidad pura se topa de frente y sin careta con la oscuridad. Las risas no se dan como con un pastelazo, sino con la sutileza de observar el absurdo de nuestra existencia.

 

Dos disparos – Martín Rejtman | FICUNAM, cartelera comercial

Hay un aire de libertad liberador en el proyecto más reciente del argentino Martín Rejtman. Su comedia salta de personajes e historias con un flujo similar al de Slacker (Richard Linklater, 1991). Dos disparos comienza con un intento de suicidio, una nota extraña para arrancar una comedia, pero conforme pasan los minutos la vida comienza a fluir, lentamente, sin muchos avispamientos colándose por las retinas, demostrando lo poco significativo que es realmente todo. Rejtman lo explica mejor: “Creo que el humor es lo que nos permite estar alerta, tomar distancia de las cosas y sobrevivir. Sin humor, no podemos ser mínimamente críticos.”

 

Menciones honoríficas:

Chappie – Neill Blomkamp; La princesa de Francia – Matías Piñeiro; Remake, Remix, Rip-Off – Cem Caya; While We’re Young – Noah Baumbach, Jauja – Lisandro Alonso; Los hijos de Caín – Marcell Gerő; Bob Esponja: Un héroe fuera del agua –  Paul Tibbitt & Mike Mitchell; Junun & Vicio propio – Paul Thomas Anderson; La cumbre escarlata – Guillermo del Toro; Mother’s Wish – Joonas Berghäl; Letras explícitas – F. Gary Gray; Más notas perfectas – Elizabeth Banks; Shaun The Sheep – Mark Burton & Richard Starzak; Theeb – Naji Abu Nowar; Ant Man – Peyton Reed; Stella cadente – Luis Miñarro; El expreso del miedo – Bong Joon-ho; Tiempo suspendido – Natalia Bruschtein; Venecia – Kiki Álvarez; Sólo los amantes sobreviven – Jim Jarmusch; Caballo dinero – Pedro Costa

Contacto:

Twitter: @pazespa
Tumblr: pazespa
Página web: Butacaancha.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Senado de EU aprueba presupuesto para 2016
Por

Dejando de lado preocupaciones sobre un agujero en el presupuesto, los senadores aprobaron por 65 votos contra 33 un pro...