El corredor de Lomas-Palmas, Polanco y Reforma-Centro encabezan la lista de las zonas en donde las rentas de oficinas ascienden a más de 34 dólares por metro cuadrado.

 

Hasta hace tres años, la zona más cara para rentar oficinas en la Ciudad de México era el corredor de Reforma, que por su relevancia y plusvalía es conocido como la Milla Dorada. Sin embargo, este lugar ha sido desplazado por la zona de Lomas-Palmas.

Gonzalo Robina, director general adjunto de Fibra Uno, explicó que esto se debe a dos factores: (1) la escases de espacios para desarrollar más obras de infraestructura en Paseo de la Reforma y (2) la llegada de nuevos edificios al corredor de Lomas-Palmas que la convirtieron como la más dinámica para el mercado.

PUBLICIDAD

“Con el paso de los años, hemos visto una trasformación en el corredor Reforma, en la actualidad vemos que ya no hay más terreno, lo mismo pasa con la zona de Santa Fe, por eso el corredor de Lomas-Palmas, a pesar de ser más elevado en costos de renta, es más dinámico”, dijo el directivo durante la presentación de sus dos más nuevos desarrollos en el segmento de oficinas ubicadas en las calles de Río Mississippi y Paseo de la Reforma.

El mercado de oficinas en la Ciudad de México tiene 9.5 millones de metros cuadrados en todas sus clases, pero solamente 4.9 millones  son de clase A+ y A, con una desocupación de 11.1%, de acuerdo con cifras de la firma de consultoría y servicios inmobiliarios CB Richard Ellis.

 

El top 10

A continuación, te compartimos las 10 zonas más caras para rentar oficinas en la Ciudad de México, de acuerdo con Fibra Uno.

  1. Lomas-Palmas: 34.77 (precio mensual en dólares por metro cuadrado)
  2. Polanco: 31.68
  3. Reforma-Centro: 30.83
  4. Periférico Sur: 25.02
  5. Insurgentes: 25.00
  6. Lomas Altas: 24.34
  7. Bosques: 23.84
  8. Interlomas: 22.04
  9. Santa Fe: 21.98
  10. Azcapotzalco: 21.00

 

Los dos nuevos gigantes

Torre Diana y Torre Latino Reforma son los dos nuevos desarrollos inmobiliarios en el segmento de oficinas de Fibra Uno.

Los edificios contaron con una inversión superior a 2,500 millones de pesos. Ambas propiedades entrarán en operación en los próximos meses, según estimaciones del Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces.

En la actualidad, el segmento de oficinas de Fibra Uno está integrado por 80 propiedades que en conjunto representan en promedio 11% de su área rentable y 22% de sus ingresos por rentas.

“En este momento hay ruido y volatilidad, pero las bienes raíces son un negocio a largo plazo y por eso somos optimistas. Los proyectos que estamos realizando ayudan a generar empleos y contribuyen con el desarrollo económico de México y éstas dos propiedades no son la excepción”, aseguró Jorge Pigeon, vicepresidente de Mercados de Capital y Relación con Inversionistas durante la presentación a medios de comunicación de los inmuebles.

La Torre Diana es un proyecto de 33 pisos de oficina clase A+. Cuenta con una superficie rentable de 63,000 m2, de los cuales 60,000 corresponden al segmento de oficinas y 3,000 metros son comerciales.

La inversión aproximada de este edificio es de 1,300 mdp y Fibra Uno es propietario de 50%, mientras que Reichmann y Grupo Farca son socios estratégicos en el 50% restante. La ubicación de la Torre Diana es entre las calles de Río Mississippi y Río Lerma, a 50 metros del corredor Reforma.

Por su parte, la Torre Reforma Latina es un rascacielos de 185 metros de altura clase A+.

Este complejo cuenta con 45,000 m2 de área rentable y contempla una zona comercial, 47 plantas, 32 pisos de oficinas y sky lobby. Asimismo, se encuentra en proceso de certificación LEED Silver (Liderazgo en Diseño Ambiental de la Energía).

Este inmueble se encuentra en Paseo de la Reforma 296 y generará un ahorro de hasta 40% de agua.

Durante el tercer trimestre de 2015, Fibra Uno registró un incremento de 42% en sus ingresos. Al 30 de septiembre de este año, el Fideicomiso de Inversión logró un área bruta rentable total de 6.8 millones de metros cuadrados.

Gonzalo Robina declaró que por ahora Torre Diana ya cuenta con una tasa de ocupación superior al 85%. Entre los posibles inquilinos se encuentran el nuevo jugador de las telecomunicaciones en México: AT&T, firma estadounidense que espera alcanzar a 100 millones de habitantes durante sus dos primeros años de operación en México.

Otra empresa que tiene un espacio dentro del inmueble es Uber. Hasta agosto de 2015, la aplicación de servicios de transporte privado tenía una demanda de usuarios en la Ciudad de México que ascendía a 500,000 usuarios.

 

Siguientes artículos

‘Spectre’ de James Bond bate récord de taquilla en Inglaterra
Por

La película protagonizada por el actor británico Daniel Craig como el agente 007 recaudó 9.2 millones de dólares (mdd) e...