Forbes Content 

Las campañas que llevaron a la presidencia a Juan Manuel Santos, en su reelección en Colombia; a Mariano Rajoy, en España; a Felipe Calderón y Vicente Fox, en México; a Otto Pérez Molina, en Guatemala; o a Michel Martelly y Jovenel Moïse, en Haití, tienen algo en común. Comparten un mismo estratega: Antonio Sola.

Nacido en Barcelona (España) hace 47 años, Sola lleva más de la mitad de su vida dedicado a la estrategia política. Especializado en campañas electorales y gobiernos, ha trabajado para candidatos en más de 450 campañas en 25 países de América, Europa y África.

Antonio Sola es hoy uno de los estrategas políticos más destacados y reconocidos a nivel mundial y, así, acumula hitos como el mérito de ser el único consultor que ganó dos elecciones presidenciales en 2011 (Guatemala y Haití), hazaña que repitió en 2016 con las victorias en España y Haití.

Antonio Sola.

Sola es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Business Administration por el Instituto de Empresa. Es, además, embajador itinerante de Haití́ para el desarrollo de Inversiones Internacionales, y fue condecorado con la Cruz de Oficial de la Orden del Mérito Civil, concedida por la Monarquía de España, a propuesta del Gobierno de España.

Puedes leer: La mujer y su lucha por la democracia en Latam

Además, su experiencia y sus victorias en las contiendas electorales, victorias que no entienden de idiomas o de renta per cápita del país, le han valido el apelativo de “creador de presidentes”, por el que es conocido especialmente en Iberoamérica.

Preguntado por la clave de estos triunfos que atesora, queda claro que Antonio Sola es capaz de entender la esencia de las sociedades en las que trabaja y, a partir de ahí, aplicar su formación, conocimiento y experiencia para el crecimiento y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. “Creo que es posible aportar un grano de arena para construir un mundo mejor a través de la política. Lo creo de verdad y lo demuestro con hechos”, incide el estratega internacional. 

Sola se refiere también al momento de incertidumbre que es común en la mayor parte de países occidentales, incertidumbre que se manifiesta en el descreimiento sobre la clase política, legislaturas que no llegan a término, surgimiento de partidos de ideología extrema, o movimientos como el Brexit.

En este sentido, Sola reseña que nos hallamos en un momento de transición. “Vivimos en una época y en una sociedad en las que ya no sirven las reglas que existían, y vamos hacia otra cuyas reglas no están creadas, un momento en el que lo que pensamos del mundo ha quedado obsoleto.

En este contexto, las ideologías no sirven a los ciudadanos. Necesitamos, los ciudadanos necesitan, líderes con ideas y sentido común, líderes de verdad que estén por encima de las ideologías. No hemos de olvidar que las ideologías impiden ver lo que a ellas no les gusta que veamos, y nos muestran lo que ellas quieren mostrarnos. Por ello, necesitamos nuevas reglas de juego y un nuevo modelo de líder que comprenda celularmente cómo están compuestas las sociedades, dónde se concentra la gente hoy y que vaya allí por múltiples vías, a hablarles, y además, lo haga en un código que entiendan bien”, agregó.

 

Siguientes artículos

Utilidad de Avianca registra una caída de 98% en 2018
Por

La ganancia de Avianca Holdings el año pasado estuvo muy por debajo de los 82 mdd de utilidad reportados en 2017.