La tecnología ha avanzado con mucha rapidez, tanto que, emprender ya no se debe ver desde la misma perspectiva de hace unos años. 

Es aquí donde entra el funcional modelo del prototipado.

El prototipado es un arquetipo económico que se puede llevar a cabo en un proceso rápido; en cuestión de horas puedes tenerlo físicamente teniendo en cuenta los ensambles y materiales para evaluar su funcionalidad y así, hacer las modificaciones que sean necesarias.

Existen numerosas ventajas que este proceso puede traer, tales como:

Saber si tu producto será pragmático y agradable a tus clientes: Esto es un aspecto clave que determinará qué tan exitoso pueda llegar a ser tu producto.

La capacidad que tiene para asemejarse con tu producto final sin serlo realmente: Un prototipo será idéntico al producto que deseas desarrollar, sin embargo, será únicamente de prueba y te será útil para saber las posibles fallas que pueda tener.

Cabe aclarar que, algunas veces, puede que no sea 100% utilitario, es decir, existe la posibilidad de hacer el testeo aplicando un prototipo visual.

Rapidez: Como mencionaba anteriormente, un prototipo puede llevar tan solo unas horas en desarrollarse, permitiendo pérdidas significativas de tiempo y dinero al percatarse de una falla en el producto final y tener que iniciar desde cero.

Cuida tu economía: Un prototipo evitará gastos excesivos gracias a que, con el uso adecuado de materiales, puedes ahorrar recursos innecesarios y trabajar de manera más eficiente.

Entonces, para que avances en el camino del éxito, debes considerar esta útil opción. 

Si no tienes claro cómo iniciar, Alonso Álvarez comparte los 3 pasos clave para que puedas comenzar a ahorrar tiempo, dinero y tener un producto funcional de una manera eficiente.

Primero debes informarte acerca de estas nuevas tecnologías para verificar que tu diseño sea apto.

Como segunda instancia, debes investigar acerca de los materiales que ya existen en el mercado y saber cuáles puedes utilizar para asemejar el prototipo al futuro producto final.

El tercer paso es acercarte a una empresa que pueda cumplir las necesidades que tienes para trabajar en conjunto y diseñar el mejor prototipo.

Ahora que ya lo sabes, es de suma importancia que apliques estos conocimientos y empieces a emprender de una manera segura que al mismo tiempo te permita saber los posibles errores o ajustes que debas aplicar en tu diseño, obteniendo beneficios de manera rápida que impulsen el desempeño de tu proyecto.  Aprovecha las nuevas tecnologías, confía en tus ideas, llévalas a cabo, prototipa y así tu producto estará muy pronto en el mercado.

Contacto:

Gerardo Betancourt es Founder & CEO de Leaderlix. Former Ambassador, TEDx Speaker & TED Circles Host en TED Conferences.

Email: [email protected]

Instagram: https://www.instagram.com/ger.betancourt/

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Farmacos
Cuba y Reino Unido crean una empresa mixta de fármacos
Por

Su función será desarrollar y comercializar en Europa y la Mancomunidad Británica una cartera de productos biofarmacéuti...