Londres, Inglaterra.- Con sólo 697 kilómetros cuadrados de territorio, que representan apenas el 0.03% del total que tiene México, Singapur se ha convertido en uno de los países que mayor impulso le ha dado a su industria fintech en los últimos años.

Únicamente en 2017, la Autoridad Monetaria de Singapur (MAS, por sus siglas en inglés), encargada de regular a este sector en el país, registró la presencia en en su interior de 400 empresas fintech y 30 laboratorios de desarrollo de tecnología financiera.

Lo sucedido en este territorio debe ser llamativo para México y Latinoamérica, quienes si bien han venido creciendo paulatinamente en este tema, aún no han llegado a los niveles observados en este país asiático.

Lee | Diversificar, clave para la escalabilidad en las fintech

PUBLICIDAD

¿Qué puede hacer nuestro país y la región para empezar a desarrollar paulatinamente este alcance? De acuerdo con Sopnendu Mohanty, Chief Fintech Officer del MAS, quien participó este martes en el Innovate Finance Global Summit 2018, existen tres cosas que se deberían empezar a realizar en los territorios que aún no han tenido este empuje fintech:

  • 1) Impulso de aceleradoras para seguimiento

De acuerdo con el financiero de Singapur, una de las cosas que desde gobierno se hicieron para crecer el volumen de empresas fintech en su territorio, fue trabajar de forma directa con distintas aceleradoras globales presentes en el país para que en conjunto dieran seguimiento y apoyo en particular a todas las compañías con soluciones de este tipo que fueran apareciendo.

  • 2) Atracción del talento

Mohanty asegura que se fortalecieron relaciones con distintas universidades en el país, con miras a que los jóvenes estuvieran motivados a emprender en esta área. Asimismo, también se establecieron acercamientos con asociaciones financieras, para que apoyarán también con mentoría alas empresas nuevas que fueran apareciendo.

  • 3) Alcance global

Finalmente, el funcionario asiático indicó que Singapur se preocupó por establecer alianzas con el exterior, para llevar de alguna manera a sus empresas fuera de sus fronteras. Entre los países que se unieron a ellos están India, Israel, Dinamarca, Francia, Japón y Polonia.

Arma para la transparencia

Según expone Sopnendu Mohanty, una de las razones principales por las que decidieron empujar desde su trinchera a las empresas fintech, fue la capacidad que estas tienen para ser motores para la transparencia, básicamente porque facilitan el que la data de los bancos no esté concentrada en sólo unas cuantas compañías.

Lee también | Ley Fintech: hacia el camino correcto

 

Siguientes artículos

Mexicanos prefieren vacacionar en destinos nacionales que internacionales
Por

Durante 2017, prefirieron destinos nacionales por encima de lugares internacionales, donde la Ciudad de México y Cancún...