En el pequeño pueblo de Ulldecona, a dos pasos de la costa mediterránea española, el restaurante Les Moles y su chef Jeroni Castell estrenan su primera estrella Michelin. Nos acercamos hasta ahí para conocer su historia.

 

 

“Hemos llegado hasta aquí porque no sabíamos que era imposible”, Jeroni se siente identificado con esta frase. Junto con su mujer y jefa de sala, Carmen Sauch, regenta el restaurante Les Moles ubicado en una antigua cantera. Los principios no fueron fáciles, en ese mismo lugar habían fracasado dos negocios anteriores, también restaurantes y con el mismo nombre. No tuvieron ni la astucia de cambiar el nombre. No se sabe si fueron muy valientes o muy ingenuos. “Muy ingenuos” nos dice el chef. “Porque realmente era imposible llegar a donde hemos llegado, analizándolo en aquel momento. La parte más importante ha sido el trabajo, la perseverancia y, en algún momento, un golpe de suerte”.

 

El restaurante

Lo que comenzó como un restaurante familiar de cocina tradicional ha ido evolucionando hasta convertirse en una cocina de autor técnica y divertida que les llevó en 2013 a obtener su primera estrella Michelin. Un merecido galardón que les ha situado dentro del mapa internacional de la gastronomía. Pero nadie en Les Moles ha pasado por una escuela de hostelería, algo que no consideran un mérito. Para ellos el mérito está en la constancia.

A la entrada de la antigua cantera nos reciben a la izquierda una huerta ecológica y a la derecha un jardín de hierbas aromáticas. ¿Qué mejor manera de comenzar una ruta culinaria que con las viandas en su estado puro? Un acogedor porche es la antesala del restaurante con capacidad para 40 comensales, en el que el producto local es la base de todos sus platos.

 

Una cocina lúdica

“A partir del producto de proximidad lo que intentamos es hacer una cocina que sea evidentemente propia, de autor, divertida, técnica y lúdica”.  Su intención es sorprendernos en cada plato mediante guiños, porque a un restaurante gastronómico no sólo se va a comer, se va a pasarlo bien a partir de la comida intentando conocer el territorio donde estás. “Porque si vas sólo a comer, para eso te quedas en casa” afirma Jeroni.

A parte de la carta podemos disfrutar de un menú degustación de 20 platos que cambia todos los años y que matizan por temporadas. Este año presentan un segundo menú, El camino que hemos hecho, recopilatorio de los últimos cincos años de la cocina de Les Moles. En él explican la trayectoria que les ha llevado a donde están ahora, dándole importancia a los platos a los que les deben agradecimiento. Aunque su evolución ha ido hacia otra parte, no hay menú degustación en el que no aparezca al menos un plato elaborado con foie. Es su producto de referencia, ya que marcó punto y aparte en los principios del restaurante diferenciándolos del resto.

 

Les Moles

Ctra. La Sénia Km. 2

43550 – Ulldecona – Tarragona – España

+34 977 57 32 24

Web: www.lesmoles.com/es/

Facebook: Restaurant LES MOLES

Twitter: @LesMoles

 

Contacto

Correo: [email protected]

Titter: @marialmazor

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Banca colombiana hace sentir su músculo
Por

En febrero de 2013, el Grupo Bancolombia anunció el acuerdo de compra de HSBC. En julio, el Grupo Aval, también de Colom...