Diego Dzodan fue arrestado en Brasil unos días después de que nos encontramos en la Ciudad de México para la primera y, hasta el momento, única entrevista que ha ofrecido como el jefe máximo de Facebook en América Latina.

A principios de marzo, The Guardian informaba de la detención del alto ejecutivo en el aeropuerto de Guarulhos (São Paulo), porque las autoridades locales exigían que la empresa entregara información ligada a una investigación criminal.

De acuerdo con los medios loca­les, WhatsApp –que fue comprada por Facebook en 2014, por 22,000 millones de dólares– recibió una orden de las autoridades brasileñas para revelar mensajes presuntamente relacionados con miembros de un grupo de narcotraficantes.

La empresa no entregó nada, pues además de explicar que no almacena los mensajes de WhatsApp, todo está encriptado por sus usuarios. Eso derivó en la deten­ción de Dzodan. Solamente fueron 24 horas de arresto. Durante una conferencia unos días después, en la Sloan School of Management del Massachusetts Institute of Techno­logy (MIT), indicó que el incidente no frenaría los planes de expansión de Facebook en ese país y que la orden de las autoridades brasileñas es imposible de cumplir ante los controles a la privacidad que impri­men en sus prácticas de negocio.

PUBLICIDAD

Cuando le pregunto por el uso de datos de sus usuarios para su aprovechamiento en marketing, guarda silencio, y Carolyn Everson, vicepresidente global de Solucio­nes de Marketing de Facebook, responde que la ética y la fuerte privacidad son parte de los pilares de su plataforma.

La empresa tiene la filosofía de dar a sus consumidores el control de cuánta data quieren compartir o qué se ha compartido. Eso quedó demostrado después de que Diego Dzodan fue arrestado y el equipo de Mark Zuckerberg se mantuvo firme ante la presión de las autoridades.

“Cuando Mark creó Facebook en el 2004, no lo creó para que fuera una compañía, él lo creó para hacer que el mundo estuviera más co­nectado y darle a la gente el poder de compartir; ésa es su misión”, recuerda Carolyn.

“Si piensas en los últimos cinco años, éramos Facebook, la compañía de escritorio, éramos la plataforma social”, explica la VP de Soluciones de Marketing. “Y en los últimos cinco años nos hemos con­vertido en Facebook, la compañía móvil, adquirimos Instagram y aho­ra tenemos las dos compañías móvi­les de anuncios más importantes en el mundo. Compramos WhatsApp, hemos visto los cambios por los que ha atravesado Messenger (…) Invertimos en el nuevo sistema operativo, llamado Oculus Virtual Reality, y realmente pensamos que es la mejor manera de proveer conectividad a las personas en todo el mundo”, cita.

Diego-Dzodan-02-_buena

Diego Dzodan. Foto: Michelle Burgos.

Carolyn Everson vuelve a la base del planteamiento de Zuckerberg: “Aquí en México, 55 millones de personas no tienen acceso a internet, alrededor del mundo sólo 49% de las personas están conectadas y noso­tros creemos que eso es un problema fundamental, tanto en la sociedad mundial como en la economía mundial.”

La VP de Facebook recuerda que tienen varias iniciativas para ayudar a proveer conectividad alrededor del mundo, como Aquila, una aero­nave que funciona con energía solar y que sirve de punto de conexión a internet. También están los satélites que quieren lanzar en África este año. Facebook ahora se ha convertido en un gigante que tiene la finalidad de conectar, pero también ha entendido cómo ganar dinero en el camino.

“Latinoamérica es una parte integral de Facebook a escala mun­dial, así que de todas las iniciativas que Carolyn te mencionó, estamos trabajando actualmente en esos frentes en nuestra región”, agrega Diego Dzodan.

Dice que México no es pequeño en el proyecto global. Y no es para menos: “Vemos a 61 millones de personas al mes que tienen acceso a la plataforma aquí en México. Cuando ves los números desde la perspectiva móvil, aproximadamen­te el 90% de esos 61 millones de personas tiene acceso a Facebook a través de su teléfono móvil”, detalla el VP, encargado de la región desde junio del año pasado.

Carolyn asegura que Diego no lo dirá, pero ella sí: la fuente principal de ingresos de Facebook es el marketing; sin embargo, ella no quería un equipo de ven­tas. El líder debía resolver problemas de negocios y conducir el crecimiento de todo el grupo.

“Diego viene de un contexto de administración general, al trabajar con compañías con capacidades sin resolver y retos tecnológicos. Ése es el tipo de persona que quere­mos que conduzca la discusión con nuestros equipos, porque lo que encontramos es que podemos distraernos fácilmente con asun­tos sociales, cuántos likes, shares, comentarios, pero lo que realmente es importante es cuál es tu meta de negocio”, aclara Carolyn.

Diego Dzodan trabajó una década en la alemana SAP, entró ahí a finales de 2004. Tuvo varias posiciones dentro de la compañía: al principio fue responsable de un área que se ocupa de hacer el análisis de valor para los negocios, de usar una tecnología nueva. Fue gerente general para Colombia, Ecuador y responsable del área comercial en Brasil. También estuvo en México, dos años, cuando era responsable de este país y Centroamérica. Después fue el jefe para toda la región.

Nació en Argentina; por lo tanto, conoce bien ese mercado. Ahí em­pezó su propia startup de internet, que sigue viva. Hizo su MBA en Har­vard y sus primeros trabajos son en áreas financieras.

“En el fondo, en los últimos 20 años yo miro mi carrera y mucho tuvo que ver con ayudar a organi­zaciones de todos tamaños y tipos a adoptar tecnologías nuevas. El dotcom de mi startup en el año 99 era cómo llevar internet a grandes compañías, y compañías medianas, tal vez no tan grandes, y terminamos, por ejemplo, con grandes ban­cos desarrollando plataformas que usaban internet”, narra Dzodan.

Eso hace hoy en Facebook, a partir de la plataforma y la cantidad de personas que hoy interactúan en ella: cómo puede facilitar y optimizar la comunicación de las empresas con estas audiencias para crear valor.

“Si lo miras desde esa perspec­tiva, mi trabajo no ha cambiado mucho en los últimos 20 años”, comenta Diego. Lo que ha cam­biado es la empresa en la que está. Reiteramos que en México hay 61 millones de usuarios activos por mes, globalmente son 1,590 millones en ese mismo lapso, y el desarrollo continúa.

“Somos totalmente parte de la estrategia global”, aclara. “En ese sentido, realidad virtual también es un área. Si miras, originariamente Facebook era escribir, era un texto, traíamos una lámina que la usamos mucho, que es: ‘mira qué bonita Ita­lia’. Eso era, escribías un post con el texto. La segunda etapa fueron fo­tos y hubo una riqueza muy grande, en particular cuando se pudieron asociar personas y nombres a esas imágenes. La tercera etapa, que claramente está en ebullición en este momento, es video, con un crecimiento exponencial en el número de visualizaciones de video en la plataforma. Y vamos entrando a formatos que son mucho más in­mersivos; 360 Video es una de esas formas, es decir, prácticamente estás dentro, es impresionante, y hoy eso lo puedes hacer con cámaras que las compras comercialmente, con un valor muy razonable.

“La plataforma va a continuar creciendo, y la realidad virtual es como la sofisticación más grande, siendo Oculus el principal elemen­to de nuestra plataforma. Eso es cómo vemos que va a continuar evolucionando. Y, claramente, somos parte de la estrategia global. No va a haber diferencias en lo que hagamos aquí con lo que se haga en otros lados.”

Diego, un veterano de esta industria, nos dice, antes de despedirse, que Fa­cebook es su amor a primera vista. En algún momento lo contactaron por teléfono y le dijeron que podría haber una oportunidad en común. Esa oportunidad pasó de un “sí me interesa” a un proceso de 13 entrevistas.

“Muchas entrevistas tenían un nivel de sofisticación de análisis intelectual muy grande; buena parte de las conversaciones, de hecho, no eran como una reunión donde uno tiene que platicar su trayectoria, eran más bien para discutir situaciones de negocios. Y a partir de discutir esas situaciones de negocios, a mí me sirvió mucho para entender cómo piensa la compañía, porque eran literalmente conversaciones y mis entrevistado­res podían evaluar si yo encajaba o no.”

Fueron conferencias telefónicas y también tuvo que ir a Menlo Park.

“Mi interés fue máximo desde el principio. Creo que a lo largo de todas las entrevistas y con­versaciones hubo un aprendi­zaje mutuo (…) Cada una de las personas que conocí durante ese proceso, me sorprendieron tre­mendamente, era gente con una misión clara, es algo muy especial de Facebook.”

Además del reto profesional de Diego Dzodan, y del trance de en­frentar a las autoridades en Brasil ante los cambios que genera su empresa en todos los sistemas esta­blecidos de este planeta, le queda una anécdota que comparte a la me­nor provocación. Tiene que ver con el momento en que le dijeron que el puesto era suyo.

“El día que se confirmó, yo ha­bía ido a nuestras oficinas de California, que quedan en Menlo Park, en Palo Alto. Mis hijas aman Instagram como niñas, como personas, como usuarias. Entonces, cuando fui, conseguí playeras; yo me compré mi camiseta de Instagram y también una para cada una de ellas. Cuando se confir­mó la propuesta formal y se hizo el anuncio, nos sacamos una foto con mis niñas con nuestras camisetas de Instagram, todos juntos. De hecho, si entras en mi perfil de Facebook, la encuentras. Fue una fiesta; ese día mis chiquitas estaban felices, fue muy gracioso. Me acuerdo, en especial, de un comentario de una de mis pequeñas, que me dijo: ‘Papá, ahora sí que es fácil explicarle a mis amigas dónde trabajas’.”

 

Siguientes artículos

inversion-fija
Ara invertirá 4,000 mdp en construcción de viviendas
Por

Los nuevos desarrollos de Ara estarán ubicados en la Ciudad de México, Querétaro, Puebla, Nayarit y el Estado de México,...