Apostar por las etiquetas mexicanas puede implicar una grata sorpresa al paladar.

 

 

 

PUBLICIDAD

México tiene mucho potencial en la industria vitivinícola, hay grandiosas bodegas que están apostando todo en su trabajo. Desde las bodegas más antiquísimas con una fantástica historia (L.A Cetto y Casa Madero) a casas jóvenes quienes comenzaron caseramente para un autoconsumo y ahora, tienen la capacidad de compartir su pasión: Xecue, Cuna de Tierra y Alximia por mencionar algunos a tomar en cuenta.

Estas etiquetas pueden ser la próxima joya de tu cava. Así como uno cae en la tentación con Burdeos, La Rioja, el Valle de Maipo o Mendoza no hay que resistirse a Baja, Coahuila o Guanajuato.

Arturo Carpio, organizador de Catar México comentó que en promedio en México se consume medio litro de vino por año, mientras que los europeos beben treinta. De ese medio litro el 70% de las botellas descorchadas suelen ser de importación. Es poco vino y aún menor la confianza –o desconocimiento- del consumidor por lo nacional.

 

La pisa de uva

Una forma muy divertida de acercarse al vino mexicano es asistiendo a las vendimias a partir de julio. Esta práctica se remonta a la época de los griegos y romanos con la finalidad de agradecer a la madre tierra por la buena cosecha y a los dioses por ayudar a lograrla. Aunque ahora es distinto, no deja de ser interesante visitar a los viñedos en su época de maduración en un ambiente festivo y en donde además se tiene la oportunidad de pisar la uva dentro de enormes contenedores.

Las próximas vendimias están muy cerca, aquí algunas fechas

 La Redonda (Ezequiel Montes, Querétaro):  21 y 22 de julio.

“Ruta del vino” (Baja California): del 2 al 18 de agosto.

Toyán (San Miguel de Allende, Guanajuato): 10 de agosto

Freixenet (San Juan del Río, Querétaro): 9, 10 y 11 de agosto.

Cuna de Tierra (Dolores Hidalgo, Guanajuato): 31 de agosto.

 

 

Catar México

Este es el encuentro de vitivinícolas mexicanas más grande que se organiza anualmente en Guanajuato. Aunque se celebró principios de julio, vale la pena agendarlo para el siguiente año debido a la gran cantidad de catas guiadas de los enólogos de las bodegas, escuchar la historia de cada etiqueta de la mano de los dueños y productores además de los maridajes especiales en los restaurantes locales, los talleres para fabricar vinos y las conferencias referentes al mundo del vino y su cultura.

En este link pueden conocer algunas de las bodegas que estuvieron presentes este año: http://raquelpastel.blogspot.mx/2013/07/catar-mexico-2013.html

Seguramente con estos recorridos con hermosos paisajes y los wine tastings, más de una etiqueta llamará tu atención además de espacio en tu cava. Por todo esto, amamos el enoturismo.

Contacto:

Fb: Raquel Pastel
Tw: @Raquel_Pastel
Blog: http://raquelpastel.blogspot.com
[email protected]

 

Siguientes artículos

El gigante de hielo: trekking por el glaciar
Por

Sigue a la autora de este blog en un viaje glaciar por la inmensidad blanca de Juneau, Alaska.     Es mi prime...