Martos abrió brecha en los años 90 para que más mexicanos pudieran ingresar a la NFL. Ahora como empresario da ejemplo de cómo alcanzar la meta final.

 

Hola, amigos lectores, cambiando de tema con referencia a mis blogs de las semanas anteriores, decidí escribirles en esta ocasión de un mexicano y buen amigo llamado Marco Marcos.

A todos los que nos gusta el futbol americano, de alguna forma u otra en su momento siempre nos interesó saber qué pasa con los jugadores mexicanos que ingresan a la NFL por méritos propios. El caso de Marco es especial, ya que incursionó en Europa y en un par de equipos en Estados Unidos en circunstancias muy especiales.

PUBLICIDAD

Buscando quién pudiera ser un ejemplo real de trabajo en equipo y que diera conferencias sobre este tema, pensé que el deporte de las tacleadas es un vivo ejemplo de lo que puede hacer un buen líder y un equipo bien entrenado para ejecutar lo planeado. Este tema es una gran oportunidad para hacer ante el público la analogía entre lo que es una empresa y la eficacia de un equipo de futbol americano

Ahí es donde ubico a Marco Martos, lo conozco, él vive ahora en Cancún, donde desarrolla su experiencia habiendo formado el equipo representativo del estado en la Liga Nacional, logrando haberlos hecho campeones en varias ocasiones y profesionalmente se dedica a la construcción. Lo invité a que se sumara al directorio de talento de la agencia y en pocos meses ya le habíamos vendido una conferencia.

 

¿Quién es Marco Martos?

Jugador profesional NFL y NFL Europa. Jugó 7 años con los Dragones de Barcelona y 1 año con los Centuriones Cologne. Ha participado con los equipos de la NFL: Broncos de Denver, Vaqueros de Dallas y Panteras de Carolina.

Como empresario es fundador de Grupo Friman. Diseñador y creador de computadoras portátiles (laptops) ensambladas de la marca Friman compitiendo en el sureste con Dell.

Creador del sorteo Anáhuac, además de socio y director de una constructora de vivienda de nivel medio en Cancún con proyectos de más de mil casas. Socio y creador de dos restaurantes uno en Playa del Carmen y otro en Cancún, y es director de desarrollo institucional en la universidad Anáhuac.

Ha dado más de cien conferencias en los últimos 5 años, disertando en público sobre algún punto doctrinal. Orientado a la motivación, el liderazgo, las ventas y los objetivos y metas.

Martos llegó a la NFL Europa en 1997. Lo que le permitió convertirse en el receptor con mayor número de regresos de patada, 58 en total, y colocar su nombre en el segundo lugar de yardas obtenidas en un mismo año con 1,033.

“Amo este deporte y jugar en esta liga. He podido estar en el campo junto a grandes jugadores, he sido pagado por realizar mis sueños y por eso siempre estaré agradecido.”

En total el jugador surgido de los Aztecas de la UDLA sumó 70 recepciones para 934 yardas y 9 anotaciones en su carrera. Perteneció a los Dragones de Barcelona, con quienes ganó el campeonato en 1997, y a los Centuriones de Cologne

LIFE COACH: Un año como coach de vida orientando a personas a encontrar su equilibrio…

El mexicano Marco Martos, quien se quedó sin equipo tras la desaparición de los Dragones de Barcelona en la NFL Europa, y uno de los talentos del futbol americano en este país, supo un día que su sueño de llegar a las grandes ligas de Estados Unidos se había cristalizado luego de muchos años de búsqueda. Ello, porque ese día logró pasar con creces el último recorte de las Panteras de Carolina.

Tan convencido estaba Martos de su nuevo derrotero que esa misma noche se fue a celebrar su ansiada incursión en la NFL la ilusión de jugar en la mayor liga del futbol americano en el mundo le había devuelto la alegría pues al fin y al cabo la meta se había cumplido.

Pero algo ocurrió en cuestión de horas, porque al día siguiente se le nublaron los ojos. Las Panteras habían rectificado su lista de recorte y ahora en ella aparecía el nombre del jugador mexicano. Y así, tan repentinamente como llegó la oportunidad de probarse con Carolina también sobrevino el desencanto Marco Martos se encontraba nuevamente sin equipo

“Estuve muy cerca y muy motivado”, respira Martos, quien sin embargo mantiene fija la idea de buscar una nueva oportunidad en la NFL: “Ese es el plan, máxime que cada año he mejorado. El problema es que también cada año me hago más grande, y, obviamente, hay un tiempo, mas continúo con la mentalidad de llegar Para eso habrá que prepararte, ir a la NFL Europa, tener un buen año y volver a intentarlo en la NFL. Es un proceso muy largo, pero estoy dispuesto a afrontarlo por mucho tiempo”, asegura Martos, seleccionado por los Panteras de Carolina para formar de su plantilla durante el training camp.

Marco viajó al mes siguiente al campamento de los Panteras ante su gran oportunidad de jugar en la NFL “por fin llegó”, sostuvo aquella ocasión el exreceptor abierto de los Dragones de Barcelona, al que defendió en los últimos siete años, aunque en la mayoría de los juegos del equipo español se desempeñó principalmente como bloqueador.

Sostuvo que su objetivo era abrir “una brecha” para los jugadores mexicanos: “Durante muchos años la NFL estuvo cerrada, pues nunca antes se dio la ocasión que un jugador de campo jugara en esta liga, además, jugadores mexicanos, la mayoría pateadores, que anteriormente militaron en la NFL, lo hicieron por la ventaja de vivir en Estados Unidos, como Raúl Allegre, Rafael Septién y Efrén Herrera, pero no salieron de un equipo de la Onefa (Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano), en México.”

Marco, quien ha representado a México en dos Tazones Azteca (contra Vaqueros de Dallas y Broncos), tenía planeado unirse este año a los compatriotas Antonio Rodríguez (Houston) y Carlos Rosado (Jets de Nueva York) con los que México tendrá tres representantes en la temporada regular de la NFL.

“No diría que sea incierto el futuro de los jugadores mexicanos en la NFL Europa Seguro que la liga debe tener un programa integral porque no puedes quitar repentinamente a un equipo y a un país. De hecho, los japoneses han tenido mucha cabida en la NFL Europa; ahora mismo hay cerca de 20 japoneses, pero van un año y después se van, en virtud que se dedican a otras cosas.

Es curioso, porque los mexicanos vamos y nos queremos quedar ahí para siempre la liga pudiera tener un plan integral, y ojalá designen a un equipo como la puerta de los mexicanos, como lo fueron los Dragones de Barcelona”, señala.

Amigos, ésta es la historia de un hombre que se hizo presente ante su destino, cambió su camino y, tras fuertes golpes de no alcanzar sus metas, demuestra que siempre hay un sendero nuevo que andar y lo llevan a uno a la meta que se quiere.

Con el cariño de siempre Marco y un servidor, queremos con esta historia de vida y éxito haber podido ensanchar sus vidas…

Contacto:
www.speakersmexico.com/
FB: speakers mexico
TW : @speakersmexico
Correo : [email protected]

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

10 cosas que tienes que saber antes de visitar Japón
Por

  Japón es un país fascinante que, pese a sus grandes avances tecnológicos, guarda con mucho cuidado su cultura, tr...