¿La playa es el principio o el fin del mar? El título de la última novela de Claudia Marcuccetti, “Donde termina el mar”, describe la escena que vivió la escritora italo-mexicana y que la llevó a escribir esta obra de ficción basada en retales de realidad.

“Llevé a mi padre a Acapulco a ver el mar, para acercarlo a sus raíces marineras después de vivir tres años en la Ciudad de México. Me dijo que odiaba la playa, porque ahí es donde termina el mar”, afirma la autora en entrevista para Forbes México.

“Me di cuenta de que la vida puede ser entendida desde puntos de vista muy distintos. Entonces vi que tenía una novela”, añade la autora, que con los años comprendió que su padre tenía su propia versión de la historia familiar.

El personaje principal es la aportación más autobiográfica de la autora en esta obra, su tercera novela después de “Los inválidos” y “Heridas de agua”.

PUBLICIDAD

La historia gira alrededor de un marinero italiano que se reencuentra con su hijo luego de años sin contacto, y de un pasado lleno de aventuras que aún no encontraron un final.

“Creo que realmente perdoné a mi padre con este libro”, afirma Marcucetti, que después de un divorcio complicado de sus padres estuvo 20 años sin relacionarse con el suyo.

Marcucetti empezó a escribir “Donde termina el mar” en el año 2007. Para aquel entonces, sólo sabía que quería hablar de su padre.

“Quería contar su vida, así que le iba preguntando dudas. Pero cuando me di cuenta, se murió. Tuve que inventar una historia y cuadrarla con las anécdotas que él me había explicado”, confiesa.

Los viajes y vivencias describen un pasado lleno de aventuras del que aún se nutre este anciano, que ve cómo el tiempo deja huella en su cuerpo y su mente.

Foto: Anna Portella.

‘No nos permitimos ser viejos’

La vejez es el otro gran tema que la también colaboradora del programa de televisión “Es de mañana” aborda en el libro: “No nos permitimos ser viejos”, afirma Marcucetti, quien cree que sólo el largo pasado del personaje delata su edad.

“Conforme iba escribiendo, el personaje alcanzaba una pulsión vital tan fuerte que no parecía un anciano. Creo que una manera de combatir la vejez es la acción”, explica.

Marcuccetti se reencontró con sus raíces y su pasado en esta novela, pero su presente está proyectado hacia el futuro y lleno de acción.

A principios de 2019 empezará la promoción de la novela en Miami, uno de los escenarios de la historia, y afirma que ya tiene ideas para su próxima obra.

“Tenía que entregar este mes a Planeta [su editorial] la siguiente novela, que aún no he empezado”, explica entre risas. Entre los candidatos, está la historia de uno de los personaje de “Donde termina el mar” y un guión de cine que al final no llegó a las pantallas.

Foto: Anna Portella.

Industria editorial cada vez más concentrada

“Donde termina el mar” es el primer libro que Marcuccetti publica bajo el sello de la barcelonesa Planeta y la primera vez que tiene un compromiso a largo plazo con una casa editorial.

Según cuenta, la editorial le compró los derechos de esta novela y la siguiente por “un ofrecimiento económico más atractivo” que el de Ediciones Generales, del grupo Santillana y que Penguin Random House (PRH) compró en 2014 por 72 millones de euros.

Con esta adquisición, PRH se consolidó como la principal rival de la editorial con sede en Barcelona, y culminaba un proceso de concentración empresarial que empezó con la caída de las ventas de libros de la crisis financiera, en 2012.

Juntas conforman las dos grandes casas editoriales de habla hispana, que sólo en España concentran más del 40% del mercado.

“No sé adónde va a llevar [proceso de concentración], pero estos grandes consorcios son cada vez menos humanos. Además, tienen que sobrevivir: los booktubers de hoy son los libros de autoayuda de antes”, explica, en relación a los éxitos de ventas que publican youtubers.

La mercadización de la edición de libros no es nueva, pero a éste fenómeno se ha añadido otro desafío: la digitalización y el Internet.

“Esta noche tengo cita con un club de lectores a través de Facebook live. Son más de 30,000  miembros”, explica Marcuccetti, quien no ve en la llegada de nuevos formatos, como los audiolibros, una amenaza para supervivencia de la novela.

Las redes sociales permiten que un lector interactúe con el autor de la novela que tiene en la mesita de noche, a la vez que han llevado a estrellas del entretenimiento en Youtube a estanterías de bibliotecas.

Amenaza o trampolín, la irrupción de la tecnología en el mundo editorial se puede interpretar de distintos puntos de vista, como la playa.

También puedes leer:

La lista Forbes de los autores mejor pagados en 2018

 

Siguientes artículos

Def Leppard. Foto @DefLeppard @kevinnixonphoto
Bandas británicas invaden al Salón de la Fama del Rock
Por

Def Leppard, Roxy Music, Radiohead, The Cure, The Zombies, Stievie Nicks y Janet Jackson ingresarán en una ceremonia que...