Ante el creciente poder de las grandes empresas de tecnología las compañías de medios están buscando asociarse, consolidarse, para poder llegar al final de la carrera por su supervivencia. Nuevas concesiones que les permitan vender activos y ayudar a los negocios que los conforman para poder competir contra Apple, Google, Amazon, Facebook, Netflix, etc.

En el Reino Unido 21st Century Fox presentó una propuesta para vender Sky News, la cadena de televisión británica, a Walt Disney Company. Al mismo tiempo Disney busca tomar posesión de la mayor parte de los activos de entretenimiento de 21st Century Fox este año. Para lograr esta adquisición con mayor empatía por parte de los reguladores, también han propuesto mantener esta entidad de Sky News como una entidad separada y poner detrás una garantía de financiamiento de 15 años.

Mientras tanto, en Estados Unidos CBS quiere adquirir a Viacom. Si, Viacom es la empresa que demandó a YouTube en sus inicios por infringir derechos de autor al tener contenidos que habían subido usuarios a la plataforma. Sobra decir que no ganó la demanda. Aunque la oferta inicial está por debajo del valor de mercado actual, según Reuters, claramente dicha valoración pone a CBS por encima del valor de Viacom.

Estos acuerdos, que hoy pueden parecer nimiedades, representan una creciente ola de acuerdos y negociaciones que en un plazo menor a cinco años cambiará la forma en la que se producen, consumen, publicitan y difunden noticias, e información, alrededor del mundo. Pero si hay algo que resaltar es que si estas fusiones suceden, Univisión (presidida por Randel A. “Randy” Falco, quién antes estuvo en AOL, y antes varios años en NBC) sería la única emisora grande y nacional (de EU) existente; además de que hace poco canceló su oferta pública inicial en la bolsa.

PUBLICIDAD

Un tema que va a ser crítico para conocer mejor el futuro de estas fusiones será la decisión que tome esta primavera un juez de distrito alrededor del bloqueo propuesto por parte del Departamento de Justicia sobre la fusión propuesta entre AT&T y Time Warner por 85 mil millones de dólares. Es así que una de las decisiones más importantes, si no es que histórica, respecto a un acuerdo entre medios de comunicación, se llevará a cabo dentro de un juzgado sin ventanas en el que no se permiten relojes, teléfonos o computadoras. Para empresas que viven de comunicar todo lo que pasa sin detenerse, este suena al lugar que elegiría Tarantino o el destino, para dicha negociación.

El mundo de los medios sigue en constante movimiento. Aunque podría decir que el contar historias, narrar hechos e informar a la población desde el modelo impreso hasta el digital ha juntado su buen par de siglos de evolución, la monetización y su modelo de supervivencia sigue sin detenerse. El rating ya no rige a los medios, la generación de utilidades con base en audiencias definidas ya ha tomado el 10% del presupuesto de los medios tradicionales, mientras las nuevas generaciones de gente de compra de medios entra y piensa más allá del rating.

Miles de millones de dólares están en juego, el pay publicitario importa mucho. Puede ser utilizado para muy buenas causas como permitir organizar y hacer accesible la información del mundo a las personas con conexión a Internet, o se puede retirar al no estar de acuerdo, como anunciante, con los comentarios de una persona en un programa de televisión, y dañar la marca de la cadena de noticias al hacerlo.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ricardoblanco

G+: ricardoblanco

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Se invierte demasiado en realizar el trabajo?
Por

La inversión en el trabajo puede verse desde dos grandes perspectivas: el “compromiso” (o engagement) y el “trabajolismo...