Reuters.- Las acciones mundiales se debilitaban este jueves, ya que el dólar se apuntaba su racha ganadora más larga desde principios de octubre, cuando su tendencia alcista ayudó a desatar una ola de mercados mundiales «bajistas».

Algunos flojos reportes corporativos y datos débiles procedentes de Alemania hicieron que las principales bolsas europeas abrieran a la baja, manteniendo al índice principal de acciones mundiales MSCI en camino a la que sería solo su segunda racha de dos días seguidos de caídas en lo que va de año.

La magnitud de la actual desaceleración de la economía mundial se vio subrayada por la inesperada decisión de India de recortar sus tasas de interés, mientras que el euro declinó a 1.1346 dólares, afectado por el cuarto declive consecutivo de la producción industrial en Alemania.

Esta situación resaltó el 1.3% que ha perdido el euro en la última semana y los vientos de cola que tiene el dólar, que se ha apreciado todos los días desde la publicación el viernes de un sólido reporte de empleo en Estados Unidos. También recuperó casi todas las pérdidas sufridas después de que la Reserva Federal apuntó a una mayor cautela en su ciclo de alzas de tasas.

Las operaciones asiáticas siguieron siendo ligeras en general, ya que China sigue inmerso en la festividad del Año Nuevo Lunar y no había previstos datos económicos importantes.

El índice amplio MSCI de acciones de Asia-Pacífico excluyendo a Japón sumó un 0.1, tocando su máximo desde principios de octubre.

El indicador ha avanzado de manera estable desde principios de enero, cuando la Fed cambió su tono, y los mercados emergentes han empezado a subir de manera más amplia tras un difícil 2018.

El referencial japonés Nikkei perdió un 0.6%, en medio de un ambiente de cautela que se propagó rápidamente por Europa.

El FTSE londinense era el único que se aferraba a territorio positivo, mientras que el resto de bolsas europeas bajaba al menos un 0.2%, en línea con los futuros del índice S&P 500 y el Promedio Industrial Dow Jones de Wall Street.

Los analistas creen que el próximo evento que podría mover los mercados será cualquier noticia que muestre un avance en las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China cuando las dos partes se reúnan la próxima semana en Pekín.

Las amplias ganancias del dólar agregaron presión sobre el oro, que bajaba a 1,303.96 dólares por onza, alejándose del máximo de la semana pasada de 1,326.30 dólares.

Los precios del crudo también cedían después de que aumentaron los inventarios en Estados Unidos, al tiempo que los niveles de producción del país seguían en niveles de récord. Los futuros del Brent perdían 23 centavos, a 62.46 dólares, y el crudo en Estados Unidos bajaba 19 centavos, a 53.82 dólares por barril.

 

Siguientes artículos

Wall Street baja; empresas de videojuegos pierden hasta 13%
Por

Inversionistas tienen un ojo puesto en las negociaciones con China y el otro en las de los presupuestos de EU; no descar...