A pesar de las crecientes protestas en las ciudades de todo Estados Unidos originadas por el asesinato de George Floyd, las acciones continuaron subiendo, mostrando una fuerte desconexión entre los mercados y la economía, a medida que los inversores miran más allá de los disturbios cívicos y apuestan por una reapertura económica exitosa de los cierres de coronavirus.

Hechos clave

El mercado de valores avanza con optimismo sobre la reapertura de la economía a pesar de una tormenta de acontecimientos sombríos, incluida la pandemia mundial de coronavirus, las cifras récord de desempleo y, a menudo, la agitación violenta por la desigualdad racial que azota a EU.

En medio de las crecientes protestas, el S&P 500 todavía ha subido más del 1% en lo que va de la semana y casi el 3% desde que comenzaron los disturbios el 26 de mayo.

La reacción moderada del mercado por las protestas generalizadas por la muerte de George Floyd es “consistente con la desconexión muy aguda entre los mercados y la economía”, explicó Mohamed El-Erian, asesor económico principal de Allianz, en una entrevista para el diario Financial Times.

Un factor crucial para elevar las existencias en 2020 es la intervención sin precedentes de la Reserva Federal (Fed) para apoyar la economía. Recordemos que desde finales de febrero el Banco Central ha inyectado casi 3,000 millones de dólares (mdd) en los mercados financieros.

La Fed ha promulgado una serie de iniciativas de emergencia que incluyen recortes de tasas, programas de préstamos y facilidades de crédito para darle la seguridad a los inversores de que el Banco Central intervendrá para salvar el sistema financiero, si es necesario.

No te pierdas: Jefe del Pentágono descarta propuesta de Trump para desplegar al ejército por protestas

Por ejemplo, por primera vez la Fed comenzó a comprar deuda corporativa a corto plazo y bonos municipales, prometiendo comprar una cantidad ilimitada de deuda gubernamental durante la crisis del coronavirus. Además también está lanzando un programa de préstamos de Main Street para pequeñas y medianas empresas.

Sin duda, las acciones de la Reserva Federal han ayudado a apuntalar la economía, explica Mark Freeman, director de inversiones de Socorro Asset Management. La combinación de una política monetaria proactiva con los esfuerzos históricos de estímulo del gobierno ha sido “una fuerza excepcionalmente poderosa para impulsar el mercado”.

Históricamente, el mercado tiende a mirar más allá de la mayoría de los disturbios civiles, y muchos analistas señalan precedentes como el asesinato del presidente John F. Kennedy en 1963, la marcha de los derechos civiles de 1965 en Selma, las protestas de la Guerra de Vietnam en 1967, el asesinato del Dr. Martin Luther King en 1968 Jr. y los disturbios de 1992 provocados por la golpiza policial de Rodney King.

En cada uno de esos años, el S&P 500 aún registró ganancias anuales que van del 4% al 20%.

Cita trascendente

“A pesar de lo doloroso que es en este momento, no ha llegado al punto en que cambia la perspectiva del mercado para una recuperación, es así de simple”, dice Freeman. “Las protestas no se consideran significativas desde el punto de vista de las ganancias y eso es en última instancia a lo que regresa el mercado” una y otra vez. La única forma de justificar los niveles de precios actuales, agrega, es que “el mercado no mira hacia 2020, sino hacia 2021 y más allá”.

De igual forma, Nicholas Colas, cofundador de DataTrek Research, señaló en un informe que el mercado ya ha atravesado la agitación en las últimas décadas. Aún en 1999, las acciones aún registraron ganancias luego de que el presidente Bill Clinton fuera acusado, y en 2011 durante las protestas de Occupy Wall Street.

Lo que importa para los mercados en este momento es cómo y cuándo se reinicia la economía EU, desde su cierre por el Covid-19”, argumenta Colas. “Si las protestas o la propagación política comienzan a dañar la confianza del consumidor, eso significaría precios más bajos de las acciones”.

¿Qué tener en la mira?

Si las protestas continúan por más tiempo de lo esperado y causan más daño económico en las ciudades, eso podría representar una amenaza para la reciente recuperación del mercado, declaran los inversores.

No solo eso, la confianza del consumidor (un impulsor clave del desempeño del mercado de valores) podría verse presionada por los continuos disturbios civiles, advirtió RBC Capital Markets.

Algunos analistas también están preocupados por la advertencia del presidente Trump de que enviaría al ejército para sofocar las protestas, mientras que otros temen que grandes grupos de manifestantes puedan provocar una segunda ola de infecciones por coronavirus. “La violencia y los daños a la propiedad no solo obstaculizan la reapertura de la economía, sino que seguramente también crean un semillero para una infección renovada”, dijo Robert Carnell, jefe de investigación de Asia-Pacífico en ING, al Times.

Te recomendamos: Fotogalería: 8 días de protestas en Estados Unidos contra el racismo

Críticas principales

Las acciones están subiendo, incluso después de varios días de protestas crecientes en todo el país, porque el mercado es ciego a la justicia social, declaró el lunes Jim Cramer,  presentador de CNBC. “El mercado no tiene conciencia”, agregó. “Los inversores simplemente están tratando de ganar dinero”. Esa es solo la naturaleza del mercado de valores, dice Quincy Krosby, estratega jefe de mercado de Prudential Financial. “El mercado siempre parece desalmado debido a que los algoritmos eguramente no tienen la menor empatía”.

Por Sergei Klebnikov

 

Siguientes artículos

Disney World reabre con uso obligatorio de mascarillas y con Mickey a distancia
Por

Aunque Florida se convirtió en un epicentro de coronavirus al reportar 109.000 nuevos enfermos en las últimas dos semana...