El presidente ejecutivo de la AMDA asegura que en los próximos cinco años se alcanzará la comercialización de más de dos millones de automóviles en el mercado interno.

 

Guanajuato.- La estabilidad macroeconómica de México y el combate a la entrada ilegal de automóviles provenientes de Estados Unidos permitirán que el país cierre el año con ventas de un millón 350,000 automóviles, cifra que en los próximos años podría alcanzar dos millones de automotores comercializados en el mercado interno.

PUBLICIDAD

“Creo que 2015 lo vamos a recordar como uno de los años más importantes en la historia de la industria automotriz y no sólo por las ventas del mercado interno, sino en todos sus indicadores, ya que habrá records de exportación, producción de automotores y generación de divisas”, asegura en entrevista con Forbes México Guillermo Prieto, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

En 2006, la venta de automóviles en el país tan sólo fue de un millón 139,000 unidades, por lo que el incremento de este año se traduciría en un avance de 18.5%.

El financiamiento ha sido clave para el crecimiento de las ventas. Durante 2015, el financiamiento automotriz creció 25% y se colocó en una tasa de 62%.

Asimismo, la importación de autos se redujo casi 70% y el mercado interno crece a ritmos de 18%.

Prieto asegura que la depreciación del peso frente al dólar no ha reflejado grandes aumentos en los automóviles que se ofertan al consumidor final, gracias a la competitividad de las armadoras. Sin embargo, el empresario aún se muestra preocupado por los efectos adversos que tiene la reforma fiscal entre la población mexicana.

“Seguimos todavía con algunas preocupaciones con la reforma fiscal que creemos que en vez de quitarle poder adquisitivo a la clase media del país debería de otorgárselo”, dice Guillermo Prieto.

Para el presidente ejecutivo de la AMDA este año representa la consolidación de la venta de automóviles en el mercado interno, y plantea nuevos retos en infraestructura y logística para atender la demanda futura.

“La logística no es la misma para vender más de dos millones de coches y exportar casi cuatro millones de unidades, por lo que es necesario tener puentes, carreteras, puentes, puertos, ferrocarriles y gente capacitada”, explica Guillermo.

Para alcanzar los dos millones de autos vendidos en los próximos cinco años es necesario que el financiamiento se ubique en niveles de 80%, es decir, incrementar los niveles actuales en 20%, lo que podría convertirse en la oportunidad de vender 250,000 unidades adicionales.

Además, es necesario que la importación de automóviles se mantenga por debajo de 150,000 unidades y se avance en un programa nacional de la industria automotriz.

En la actualidad, la industria automotriz representa 4% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y uno de los principales generadores de divisas en el país. “Este año estamos estimando que se van a generar más de 150,000 millones de dólares (mdd) de divisas netas”, dice el representante de la AMDA, quien participó en el Foro Mexico’s Auto Industry Summit que se lleva a cabo en León, Guanajuato.

 

Nuevas inversiones

Este año, los empresarios de la industria automotriz se han comprometido a realizar inversiones por el orden de 24,000 mdd para hacer clusters y desarrollar nuevas plantas de producción.

Para el presidente ejecutivo de la AMDA es posible que no se vuelvan a observar los crecimientos en los distintos indicadores de la industria automotriz, pero sí es importante atender temas que mejoran el ambiente de negocios en el país. “Hoy, somos una industria sumamente regulada y tenemos que ver el tema con todas las autoridades leyes como la de Datos Personales y Lavado de Dinero. Esto trae un gran desbalance entre la formalidad y la informalidad, y ahí es en donde tenemos que trabajar.

El próximo año se espera que la venta de autos en el país sea de un millón 430,000 unidades.

 

Caso KIA

Por otro lado, Guillermo Prieto opina que en el caso de los desacuerdos que han existido entre el gobierno de Nuevo León, gobernado por Jaime Rodríguez Calderón, y la empresa KIA, es importante que se respete lo acordado entre las partes.

“Lo que resultaría muy inapropiado es que se vulnere el Estado de derecho, y éste debería ser un ejemplo de que se respetan las condiciones que se establecieron para el desarrollo de una planta y la inversión extranjera”, dice Prieto.

 

Siguientes artículos

Peña Nieto y Aristegui dominaron la conversación en Facebook en 2015
Por

El presidente de México y la periodista lideraron el listado de los 10 personajes más comentados dentro de la red social...