Con el lanzamiento de su cámara Hero6 Black y la Fusion 360 a nivel mundial, la compañía tecnológica GoPro espera que este año México se consolide como el país favorito para el negocio de la empresa en la región de América Latina.

Al lado de Brasil y Chile, nuestro país es uno de los mercados en los que la compañía está poniendo más interés por consolidar su operación. Ahora busca erradicar la idea de una empresa que solo vende cámaras y ser una compañía que ayuda a las personas a que cuenten sus historias con el uso de la tecnología.

“Estamos trabajando en un cambio para que nos vean no sólo como una empresa de cámaras, sino como una que ayuda a las personas a contar sus historias. Bajo esto, nuestro enfoque es trabajar en dispositivos y productos que permiten que las personas puedan contar sus historias de manera más fáciles”, cuenta para Forbes México Sergio Bruno, director de ventas de GoPro para América Latina.

Lee también: GoPro lanza una de sus cámaras más avanzadas

PUBLICIDAD

 

México un gran consumidor de GoPro

A nivel negocio, el directivo cuenta que los tres pilares de la región de América Latina han ayudado a que la compañía tenga mayor aceptación entre los consumidores de tecnología, ya que estos han encontrado que estos dispositivos no solo son exclusivos para deportes, sino también para uso personal y selfies.

¿Cuán trascendente es México para el negocio de GoPro?

“México es uno de los países más importantes para GoPro y de los que más consume. No puedo compartir datos de facturación, pero es uno de los países que mayor inversión reciben por parte de la empresa, no sólo por el volumen de ventas sino también por la cantidad de usuarios y por las cualidades del contenido”, afirma Bruno.

Sobre la forma en cómo ha migrado el negocio y el aumento de ventas de sus productos, Sergio Bruno señala que mucho ha tenido que ver la diversificación en el uso de las cámaras, ya que anteriormente las GoPro eran vistas como un producto exclusivo de aventureros o deportistas, sin embargo y con la masificación por el gusto de las fotos (en gran parte por la industria de los smartphones) esto ha cambiado.

“Los usuarios se han dado cuenta que no necesariamente son sólo para deportes, hoy estamos viendo que nuestras cámaras son utilizadas para cosas del día a día, como tomar fotos personales, selfies, mascotas, etc, que son cosas que antes la gente no pensaba en una GoPro”, detalla.

Algo que parece claro para la compañía estadounidense es que a pesar de las potentes  apuestas por parte de los fabricantes de smartphones en la mejora constante de sus cámaras, GoPro no los define como una competencia directa, sino al contrario, un vehículo para que el usuario interactúe y forme un robusto ecosistema para sus imágenes.

“Lo que pasa es que muchas veces las personas no quieren poner en riesgo su teléfono. Para mucha gente su smartphone es el centro de su vida. Datos, información, contactos, mails, videos, WhatsApp y todo con lo que se comunica está en el teléfono, entonces no quieren poner eso en riesgo, de ahí que la GoPro por ser sumergible, por tener carcasa y ser más durable, se puede usar en situaciones que no se usaría un teléfono”, detalla.

 

Siguientes artículos

¿Cómo ganarle a Amazon?
Por

El “apocalipsis del retail” en Estados Unidos marca una fuerte tendencia sobre lo que podría pasar en los próximos años...