México es el octavo país con la mayor industria manufacturera en el mundo y será, por petición de la canciller Angela Merkel, el país invitado en la edición 2018 de la Feria de Hannover, en Alemania, considerada como el evento de industria y manufactura más grande del orbe. Más de 100 compañías mexicanas llevarán la representación del país en el encuentro, en el que se gestan 5.6 millones de contratos de negocio globales cada año.

El país está ante la oportunidad de convertirse en una potencia manufacturera si logra subirse desde hoy a la tendencia de Industria 4.0, un término acuñado precisamente por los organizadores de este encuentro en suelo alemán, en el cual la tecnología es el eje para robustecer la capacidad de manufactura de las empresas, considera Marc Siemering, quien es vicepresidente de Industria, Energía y Logística de la compañía alemana Deutsche Messe.

México es el cuarto país del mundo que más importa robots industriales, según la Organización Mundial de Comercio (OMC), pero, a pesar de ello, en el terreno de los cobots (robots colaborativos, capaces de interactuar con los seres humanos en las jornadas laborales), el país apenas está dando sus primeros pasos.

“Esta transformación industrial que estamos viviendo llevará a los trabajadores a modificar sus roles laborales, por lo que deben estar preparados para desempeñarse en un entorno digitalizado que será más intenso”, señala el directivo de Deutsche Messe.

PUBLICIDAD

Te puede interesar: Los desafíos para la industria 4.0

Marc Siemering, Vicepresidente de Industria, Energía y Logística de Deutsche Messe. Foto: Angélica Escobar.

El poderío de México, donde la manufactura representa cerca de 20% del PIB, procede de sectores como el automotriz, bebidas, alimentos y electrónica, que estarán representados en Hannover, igual que el aeroespacial y el de energía.

Pese a cumplir 70 años y a la revolución de las comunicaciones, la Feria de Hannover sigue vigente en la industria. El contacto directo es lo mejor para los negocios, señala Siemering, quien agrega que, para 2018, como organizadores decidieron dar un impulso mayor al de ediciones de años pasados en cinco áreas: fábricas digitales, energía, investigación en nuevas tecnologías, suministro industrial y automatización integrada.

La otra cosa favorable para los negocios es la apertura de fronteras, por lo que el directivo alemán afirma que trabajarán desde su trinchera para evitar el avance del proteccionismo. “Estamos promoviendo la apertura, la cooperación entre los países dentro del segmento en el que nos encontramos. No concebimos, de ninguna manera, que un cierre de fronteras pueda ser positivo para hacer negocios”.

Te puede interesar: Feria de Hannover: El ‘affaire’ de Angela Merkel con México