Miles de pipas cargadas con gasolina iniciaron su camino el domingo hacia Ciudad de México y otros puntos del país para abastecer las gasolinerías que han cerrado o estaban por cortar el suministro, ante las largas filas de automovilistas que buscan recargar el combustible.

Todavía durante este fin de semana pudieron observarse largas filas en las gasolinerías, pero la tarde del domingo salieron alrededor de 3,500 pipas cargadas de la refinería de Pajarito, en Minatitlán, Veracruz y de Lázaro Cárdenas, Michoacán, hacia la Ciudad de México y otras ciudades como Puebla.

Esto como parte del convenio que firmaron las autoridades federales y la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) para transportar el combustible, pues cabe destacar que los carro tanque de sobre remolque tienen hasta el triple de capacidad que las pipas propiedad de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Los convoys, que forma parte del programa de emergencia para a minorar el desabasto de gasolina en el país, son escoltados por fuerzas de seguridad, y fueron observados por las carreteras y autopistas del país, acompañados de 8,300 policías y 1,400 vehículos de seguridad que el gobierno federal puso a disposición para garantizar seguridad al transporte de combustible.

En CDMX, a fin de atender la demanda de gasolina, pipas de Pemex abastecen desde esta mañana el combustible a diversas estaciones, donde comienza a observarse poca afluencia de automovilistas.

Por la noche, la titular de la Secretaría de Energía (SE), Rocío Nahle, dijo en entrevista para el noticiero Hechos que prevé  el abasto se normalice este viernes en la capital del país, y que son más de 5,000 pipas la que reparten el hidrocarburo en todo el país.

En redes sociales algunos usuarios han comenzado a compartir fotos y videos sobre la llegada de las pipas.

Con información de Notimex y Excelsior.

Te puede interesar:

 

Siguientes artículos

La innovación china: una antigua tradición
Por

Occidente se sorprende por el rápido crecimiento y la capacidad innovadora de China. Para China, sin embargo, los último...