Reuters.- Moody’s dijo este martes que reduciría la calificación de deuda de Italia si las políticas fiscales de su próximo gobierno no eran capaces de encauzar el ratio de deuda pública del país en una tendencia bajista sostenible.

Los acontecimientos políticos de los últimos días no guardan relación con la decisión de poner las notas de Italia en revisión, aseveró la agencia calificadora.

Moody’s hacía referencia al fallido intento de la Liga y del Movimiento 5 Estrellas por formar un gobierno. La agencia agregó que la revisión podría durar más del período normal de tres meses.

 

PUBLICIDAD

Paga el interés más alto en más de cinco años en sus letras a 6 meses

Italia pagó el interés más alto en más de cinco años en una subasta de letras del Tesoro a seis meses, ante el temor de los inversionistas a las perspectivas de una nuevas elecciones que se interpretan como un plebiscito en torno a la pertenencia del país a la zona euro.

Italia vendió el importe esperado de 5,500 millones de euros en letras con vencimiento en noviembre de 2018 a una tasa media del 1.213%, frente al tipo negativo del 0.421% de la subasta anterior de finales de abril.

Se trata del interés más alto para este vencimiento desde febrero de 2013.

El Tesoro italiano se enfrenta a una prueba todavía mayor este jueves, cuando venderá hasta 6,000 millones de euros en bonos a 5 y 10 años, y también un bono con interés flotante.

Los inversionistas han impulsado los costos de la deuda italiana desde que la coalición de partidos antisistema del país intentó formar gobierno sin éxito.

Esto ha abierto la puerta a un gobierno provisional y encamina al país a otras elecciones después del verano boreal o el año que viene que reforzarían las posiciones tanto de La Liga, partido de ultraderecha, como del Movimiento Cinco Estrellas.

La rentabilidad de la deuda italiana a dos años traspasaba el 2% el martes, un aumento diario de más de un punto porcentual, marcando su nivel más alto desde septiembre de 2013.

Pero, a pesar de las fuertes ventas de las últimas dos semanas, los rendimientos de la deuda soberana italiana siguen muy por debajo de las altas cotas observadas durante la crisis de la zona euro, gracias al apoyo del programa de compra de bonos del Banco Central Europeo.

Por otra parte, sólo una cuarta parte de la deuda pública italiana descansa en manos extranjeras, lo que limita los riesgos de una fuga de inversores.

En noviembre de 2011, Italia pagó un récord desde la introducción del euro al vender letras a seis meses con un interés del 6.5% en medio de una fuerte crisis que forzó la dimisión del entonces primer ministro Silvio Berlusconi, dejando paso a un gobierno tecnócrata.

 

Siguientes artículos

Foto: Angélica Escobar/Forbes México.
¿Aún no recibes tus utilidades? Ésta podría ser la causa
Por

El 31 de mayo vence el plazo para que las empresas que generan utilidades las repartan entre sus trabajadores. Aunque ha...