La arquitectura de golf es una disciplina que crece y se desarrolla año con año en nuestro país, generando cada vez más interés entre las empresas e instituciones que ven en este deporte no sólo un segmento de mercado con alto poder de compra o una disciplina deportiva, sino también la posibilidad de invertir a tiempo para hacer crecer la industria del turismo.

Esto resulta lógico si consideramos que México cuenta con una variedad excepcional de oportunidades. Es rico en flora, fauna, playas, bosques, planicies, cordilleras, islas, valles e inclusive ciudades cuyas características particulares hacen de toda la geografía nacional una gran oportunidad para que los diseñadores de golf materialicen sus ideas.

Podríamos decir que en cuanto a “competitividad natural”, el suelo mexicano es sin duda uno de los líderes indiscutibles en el mundo.

 

Obras perennes

Un buen campo de golf es siempre el regalo de la naturaleza. Claro que para ser realidad es necesario que colaboren con ella la mano y el ingenio del hombre.

Los grandes maestros de la época dorada de la arquitectura de golf como Colt, Abercromby y MacKenzie, entre otros, fueron por lo general jugadores amateurs que compartieron su pasión por el golf con una igualmente profunda afición por el diseño. Su sólida educación, experiencia y preparación mental les permitieron crear obras majestuosas que han perdurado durante décadas-con solo mínimas modificaciones-sin perder un ápice de actualidad, reto o belleza para el golfista.

Esta característica de permanencia es uno de los distintivos más relevantes de los grandes diseñadores, amantes todos del juego que han sabido plasmar en sus obras el disfrute que les significo verse rodeados de belleza natural en sus distintas expresiones. No obstante, en esos mismos personajes encontramos casi de forma unánime una visión compartida respecto de los que debía ser el futuro: un tiempo de crecimiento en el que la arquitectura de golf estuviera en manos de verdaderos arquitectos y estudiantes de la materia con sensibilidad ecológica.

Aunque con algunas décadas de retraso, hoy podemos decir que en México esta necesidad de contar con especialistas que hagan su trabajo de manera profesional y calificada apenas comienza a vislumbrarse. Lo cual no es sino consecuencia de las crecientes necesidades que exige una realidad comercial como la que se vive en todo el mundo.

En el macro de una realidad globalizada, los especialistas en prácticamente todas las aéreas son una evidente práctica común. Y cuando hablamos de diseño de un campo de golf, este enfoque no tiene que variar, sobre todo debido a que el espacio de juego es el centro mismo de atención –la mayor atracción en cualquier club o comunidad de golf.

 

Contacto:

Twitter: @Pizagolfdesign / @arqpiza

Facebook: Pizá-Golf-Design

Página web: Pizá Golf Design

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Ocho pasos para saber si puedes aumentar tus ahorros
Por

Si te animas a hacer algunos cálculos y trámites es posible que vivas con menos, toma en cuenta, entre otras cosas, cons...