La industria textil le pidió al gobierno su cooperación para combatir la ilegalidad, así como impulsar costos de energía competitiva y prácticas comerciales adecuadas.

Este sector se ha encargado de producir cubrebocas y equipo de protección para médicos y población, ante la llegada del Covid-19.

“Tampoco nos imaginábamos que íbamos a tener que parar el 90% de las fábricas al ser determinados como no esenciales, quedándonos  de la noche a la mañana con cero ventas, cero producción, cero cobranza, es decir cero flujo. Entrando así a una crisis sin precedentes, que puso a nuestra industria en coma, arriesgando a 1 millón 300 mil empleos que ésta genera, 70% de estos son de mujeres y jefas de familia, trabajadoras y trabajadores”, declaró Manuel Espinosa Maurer, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), en conferencia de prensa.

La industria textil en México durante el primer trimestre de 2020 aportó el 3.2% del PIB, logrando cubrir cerca de 600,000 empleos formales y el 60% de sus insumos son nacionales, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía (SE).

“Uno de los retos que tiene esta industria es la informalidad, vamos a decir que donde primeramente se consolida y crece en el Estado de México, Ciudad de México, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala“, precisó Tatiana Clouthier, titular de la SE.

No te pierdas: Fotoidentificación: la clave para el cuidado de las ballenas en México

De igual forma, el presidente de la Canaintex comentó que la adaptación de la industria textil en la producción de cubrebocas, batas, sabanas y otras partes de equipo de producción representó una ‘bocanada de oxígeno’ para que cientos de miles de trabajadores regresaran a su lugar de trabajo.

“La ruptura de las cadenas de suministro con Asia y los casos de importaciones inservibles han sido otro factor para darnos cuenta: si algo nos ha enseñado esta pandemia, es la importancia del Abasto Local, tenemos una oportunidad histórica de fortalecer este Hemisferio y de que México sea un jugador fundamental”, reiteró Espinosa Maurer.

En 2020 la industria textil registró un monto de exportaciones por 5,807 millones de dólares (mdd), posicionando a México como el quinto país en la exportación de textiles a Estados Unidos, y también con gran presencia para El Salvador, Guatemala y Nicaragua.

“Si bien la manufactura cayó un 10%, la industria textil registró una contracción del 30% y las prendas de vestir hasta un 35%, enfrentamos momentos muy críticos. Desde el Senado de la República urgimos para que se considerar el sector textil como una actividad esencial, gracias a esta México se ha posicionado como el quinto lugar en la exportación de textiles hacia Estados Unidos”, expresó el senador Gustavo Enrique
Madero Muñoz.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Minera Americas Gold and Silver y autoridades mexicanas negocian disputa sindical
Por

Darren Blasutti, presidente de la compañía, se reunió con las secretarias de Gobernación, Economía y del Trabajo.