Un platillo recién salido del horno, montado en la mesa de tu casa, casi idéntico al que te sirven cuando asistes a tu restaurante favorito es lo que busca ofrecerte Bellopuerto, un restaurante de especialidad ubicado en Polanco, en la Ciudad de México, para diferenciarse del resto.

“En Bellopuerto tratamos de trasladar la experiencia al cliente generando kits o productos preelaborados para que la gente pueda terminar de prepararlos en su casa. Mandamos el kit con una hoja de los ingredientes y el proceso de elaboración para que el cliente lo haga, y la otra opción es que ya preparamos el platillo para degustar en casa sin necesidad de que la gente lo haga”, dice José Casas, director general de Grupo Bellopuerto, que también opera el bar Limantour ubicado en la Roma.

El restaurante, que ha tenido que renovarse derivado del cierre de su restaurante por la pandemia del Covid-19, también tiene la opción de enviar diferentes ingredientes, empaquetados al vacío, cada uno por separado, con un recetario para que puedas prepararlo en casa. Debido al tiempo de preparación, Bellopuerto solo ofrece este servicio los fines de semana, por lo que las personas deben de hacer su pedido con uno o dos días de antelación.

“Curiosamente ha tenido una respuesta mayor a lo que esperábamos porque no teníamos un punto de referencia. Sin embargo, nos hemos llevado una buena sorpresa comparado con la expectativa  que teníamos, eso no quiere decir que estemos compensando lo que vendíamos en un escenario de sábado de mayo, pero nos da otra pista de que la gente sí disfruta mucho estas experiencias y ocasiones”, agrega Casas.

Lee: Los mejores restaurantes de México preparan un menú especial por el Día de las Madres

Para la celebración del Día de las Madres, Bellopuerto prepara un menú para dos personas que incluye una botella de vino espumoso.

Rosetta

Rosetta, uno de los restaurantes más galardonados de México, también ha buscado diferenciarse elaborando un menú por día, además de vender canastas de alimentos.

El restaurante de la chef Elena Reygadas se prepara para este 10 de mayo con un menú especial para consentir a las mamás hasta su hogar. Platillos como endivias, limón amarillo, vainilla y pixtle o un risotto de betabel, radicchio y queso de Chiapas forman parte de esta opción para entrega a domicilio con un costo de 580 pesos.

¿Qué hay de las cadenas de restaurantes?

Las diferentes cadenas de restaurantes –como Sanborns, Liverpool, Sushi-Itto, El Bajío, Morton’s, Garabatos, Crepes & Waffles, entre otras—, han tenido que adaptarse a las entregas a domicilio a través de las plataformas de entrega a domicilio como Uber Eats, Rappi o DiDi Food de la mano de distintas promociones.

“Es una situación terrible, muchos de los restaurantes han cerrado y otros venden a domicilio pero las ventas bajaron un 90% por el cierre. Los que más llegan a defenderse son los que venden alitas, pizza, hamburguesas, entre otros”, señala German González, presidente de Cadenas de Restaurantes y dueño de Maison Kayser.

Una de las caídas más fuertes que espera la industria restaurantera será este Día de las Madres, fecha en la que solía vender lo equivalente a tres días, facturando unos 2,500 millones de pesos. Por ello, la industria decidió ‘mover la fecha’ del festejo, en conjunto con la Ciudad de México, para el 10 de julio.

Mientras tanto los restaurantes se preparan con pasteles sorpresas y promociones, entre otros alimentos. Por ejemplo, la plataforma de entrega de comida en línea DiDi Food lanzará una promoción del 8 al 14 de mayo con 20% de descuento en la compra de 150 pesos en cualquier restaurante de la Ciudad de México.

“Cabe mencionar que la categoría de postres en la app ha crecido en un 50% desde el inicio de la contingencia”, informó la empresa china en un comunicado.

Algunos de los participantes en esta promoción son Cheesecake Factory, Jaso Bakery, Krispy Kreme, Crepas Coyoacán, Donitas Beleki y Cisne Negro Cafetería.

¿Cuál será el futuro de los restaurantes?

En países de Europa algunos restauranteros han creado “burbujas” con el objetivo de disminuir el contacto físico. Aunque para los restauranteros en México podrían resultar en medidas exageradas, sí consideran que cambiarán las formas de consumir alimentos en sus negocios.

Habrá metro y medio de distancia entre las mesas, cuidaremos que no haya más del 50% del cupo en un restaurante, a lo mejor las mesas no estarán montadas para limpiar en cuanto llegué y se vaya un comensal, vas a ver que se le tomará la temperatura a todo el personal en la entrada, lo más seguro es que tengan que usar cubrebocas o caretas, se van tener que eliminar todos los puntos de contacto y eliminar los menús con hojas desechables o con código QR en el corto plazo”, dijo el dueño de Maison Kayser.

Habrá otros lugares que no puedan abrir por completo o que no regresen, por lo que la especialización o restaurantes de renombre seguirán siendo una opción mientras que el resto tendrá que adaptarse a una industria más tecnológica.

“No sabemos todavía para donde va acabar la industria, ninguna tiene claro el impacto y en dónde terminará pero me parece que vamos a volvernos una industria más híbrida en el sentido en que la gente busque este tipo de alternativas para ejecutarlas en casa. Se va a crear esa tercera ocasión que resulte interesante, es una opinión. No sabemos si una vez que las cosas regresen a la normalidad, van a volcarse a los restaurante”, puntualizó el director general de Grupo Bellopuerto.

 

Siguientes artículos

Entrada de Televisa al mercado de telefonía móvil es una ‘adición disruptiva’: The CIU
Por

El reciente anuncio constituye una adición disruptiva en un mercado altamente concentrado, en el que Telcel acumula el 7...