Este martes serán presentadas las nuevas unidades de Trolebús del Servicio de Transportes Eléctricos (STE) de la Ciudad de México, que fueron financiadas con recursos aportados por desarrollos inmobiliarios. Se trata de la primera compra en su tipo, en la que las medidas de mitigación de las grandes construcciones se usan para mejoras al transporte público.

Como adelantó Forbes México el 14 de diciembre pasado, este esquema de financiamiento en el que los recursos que aportan los desarrolladores inmobiliarios por concepto de medidas de integración urbana de sus construcciones se destinan a la mejora del transporte público, se podría aplicar también con las construcciones de Paseo de la Reforma.

Lee también:
Con desarrollos de Reforma y otras zonas, CDMX financiará transporte público

El 1 de febrero en conferencia de prensa el secretario de Movilidad de la Ciudad de México, Andrés Lajous Loaeza, detalló que con 60 millones de pesos provenientes de las medidas de mitigación de las construcciones del Sistema de Actuación por Cooperación de Grandas, zona conocida como Nuevo Polanco, se compraron 8 trolebuses nuevos.

“Creemos que es un mecanismo muy efectivo para financiar las mejoras de transporte considerando que justamente el desarrollo inmobiliario tiene efectos sobre la movilidad, hasta la ley lo tiene definido como impactos de movilidad. Es la primera vez que se hace para transporte público (el uso de las medidas de mitigación)”, dijo Lajous en aquella ocasión a pregunta de Forbes México.

No te pierdas:
Atasco en cadenas de suministro retrasa Trolebús elevado de CDMX; ya debería estar listo

Estos autobuses sustituirán a los que hoy circulan en el corredor Chapultepec-El Rosario, y que tiene una parte de su ruta en Mariano Escobedo, avenida cercana al SAC Granadas. Los 8 trolebuses ya se encuentran en la instalaciones del Servicio de Transportes Eléctricos y este martes serán presentados por la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo.

Los Sistema de Actuación por Cooperación son instrumentos de desarrollo urbano que articulan la acción de sector público, privado y social para la realización de proyectos y obras específicas. La ciudad aporta facilidades administrativas, los privados se adhieren a los proyectos, desarrollan y a cambio deben contribuir con la ciudad ya sea en dinero o especie.

En años anteriores, el gobierno de la ciudad tenía trabas para cobrar y hacer efectivas las medidas de integración urbana que los grandes desarrollos inmobiliarios están obligados a aportar, ya que los constructores se amparaban. Sin embargo, se han iniciado diálogos con los desarrolladores para concretar el cumplimiento de las medidas de mitigación.

Te recomendamos: 
Trolebús: el transporte que se buscó desaparecer y hoy vive un ‘revival’

“Dos donaciones ya se concretaron y se están negociando cinco más. En los cinco años previos (a la actual administración) no tuvimos donaciones porque los particulares se ampararon contra la donación y los jueces les concedieron la suspensión, nos quedamos sin donación de terreno, en especie o en efectivo. Ahora estamos retomando eso”, dijo en una entrevista el secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Rafael Gómez Cruz.

Actualmente, el Trolebús vive un proceso de resurgimiento. En la actual administración se compraron nuevas unidades del proveedor chino Yutong y está en construcción la línea elevada en la alcaldía Iztapalapa, que dará servicio de Santa Martha a Constitución de 1917 por Eje 8 Sur, y que se prevé esté lista en el primer semestre de este año.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Medallia
2022: lo que se espera sobre experiencia del cliente y el empleado
Por

Medallia, líder en voice of customer, ha identificado lo que las organizaciones pueden esperar este año y les da las cla...