Las utilidades de Citigroup registraron una contracción del 73% durante el segundo trimestre del 2020, respecto a lo reportado en el mismo periodo del año pasado, por efectos de la pandemia de COVID-19.

De abril a junio de este año, las utilidades de la empresa fueron de 1,316 millones de dólares, apenas una cuarta parte frente a los 4,799 millones de dólares registrados en el segundo trimestre del 2019.

En contraste, resaltó que su Índice de Capital CET1 (que mide la solvencia del banco) creció respecto del trimestre anterior, al llegar a 11.5% desde el 11.2% reportado en el primer cuarto del año. El mínimo regulatorio para ese indicador es de 10%.

“Seguimos sumando a nuestros niveles sustanciales de liquidez y nuestro balance tiene amplia capacidad para servir a nuestros clientes”, destacó Michael Corbat, director general de Citi, en un comunicado.

Citi explicó que la disminución de las utilidades fue impulsada por mayores reservas para pérdidas crediticias (ACL), lo que refleja principalmente el deterioro en la visión de Citi de las perspectivas macroeconómicas en comparación con el final del primer trimestre bajo el estándar de Pérdida Crediticia Esperada Actualmente (CECL, por sus siglas en inglés); así como rebajas en las calificaciones de la cartera de préstamos corporativos, en ambos casos impulsadas por el impacto continuo de la pandemia.

No te pierdas: Slim ve crecimiento de 39.6% en utilidad neta de América Móvil durante la cuarentena

Pese a haber reportado una caída considerable en las utilidades, sus ingresos se mantuvieron firmes, sobre todo en los mercados de renta fija, subrayó.

“Si bien los costos del crédito afectaron nuestras utilidades, nuestro desempeño comercial general fue sólido durante el trimestre, y hemos podido navegar por la pandemia de COVID-19 razonablemente bien”, comentó Corbat.

“El Grupo de Clientes Institucionales tuvo un trimestre excepcional, destacado por un aumento en la Renta Fija del 68%”, agregó.

También lee: Bolsa hila 7 jornadas a la baja; acciones de Slim tocan su peor nivel desde abril

Los ingresos consolidados del grupo aumentaron 5% a tasa anual en el segundo cuarto del 2020, principalmente apoyados por sus operaciones en Norteamérica y la región EMEA (Europa, Medio Oriente y África), donde tuvieron tasas de crecimiento anuales de 13 y 15%, respectivamente.

Por otra parte, en Latinoamérica, región donde se agrupa a México, los ingresos de la empresa disminuyeron 14% en el mismo periodo.

“Los ingresos de la Banca Global de Consumo en Latinoamérica por 1.1 mil millones de dólares disminuyeron un 20% sobre una base reportada y un 7% en dólares constantes, impulsados por menores ventas de compras con tarjeta, una disminución en los volúmenes de préstamos y menores márgenes de depósitos, parcialmente compensados por el crecimiento de los depósitos”, expone el banco en un comunicado.

La energía renovable más cotizada: descarga gratis la edición impresa de julio de Forbes México

 

Siguientes artículos

La huida, el final trágico para quien fue Juan Carlos I, rey de España
Por

La figura de Juan Carlos I lleva ​​años en caída libre por diversos escándalos. DW analizó con expertos las circunstanci...