A pesar del aumento en sus tarifas en algunos de los territorios en los que opera, Netflix reportó sólidas ganancias y aprovechará esa inercia para lanzar en seis países europeos más.

 

Por Samantha Sharf

 

PUBLICIDAD

Los dos éxitos más grandes de Netflix dan a los espectadores una mirada cercana a dos instituciones estadounidenses. House of Cards retrata el lado oscuro del poder en el gobierno federal, mientras que Orange is the New Black devela lo bueno, lo malo y lo feo de nuestro sistema penitenciario. Sin embargo, en su último reporte trimestral, la potencia de streaming de video con sede en California dejó en claro que su ambición está mucho más allá de las costas de EU.

Netflix reportó ingresos por 1,340 millones de dólares (mdd) durante el segundo trimestre, un aumento de 36.9% respecto al mismo periodo del año pasado, de los cuales 307 mdd provinieron de fuera de EU. El ingreso neto total fue de 71 mdd, frente a los 29 millones del año previo, pero ligeramente inferiores a la estimación consensuada entre los analistas de Wall Street. Las ganancias por acción fueron de 1.15 dólares, un centavo arriba de la previsión de expertos, de 1.14 dólares.

La compañía finalizó el segundo trimestre con 50 millones de suscriptores, sumando 1.69 millones durante el periodo. Esta estadística, seguida de cerca por la opinión pública, también superó las previsiones de la compañía, de 49.8 millones. La mayor parte del crecimiento provino de fuera de Estados Unidos, con 1.12 millones de nuevos suscriptores internacionales, por un total de 13.8 millones de miembros internacionales.

De cara al tercer trimestre, la compañía espera que los ingresos sean de 1,200 millones, con 877 millones provenientes de EU y de 347 millones del resto del mundo. Prevé que los ingresos netos sean de 55 millones y las ganancias por acción de 89 centavos de dólar. Al final del trimestre, Netflix prevé tener un total de 53.7 millones de usuarios, 3.69 millones más, de los cuales 60% provendría del extranjero.

El próximo septiembre Netflix lanzará en Alemania, Francia, Austria, Suiza, Bélgica y Luxemburgo. En una carta a accionistas, el CEO de Netflix, Reed Hastings, y el director financiero, David Wells, señalaron:

“Este lanzamiento en mercados con más de 60 millones de hogares con banda ancha fija aumentará significativamente nuestra presencia en Europa y aumentará nuestro mercado internacional actual a más de 180 millones de hogares con banda ancha, o el doble de hogares actuales con banda ancha en Estados Unidos.

“Nuestras pérdidas internacionales de (15.3) millones se acercan rápidamente a la rentabilidad a medida que vemos mejoras en todos los mercados existentes. Nuestro amplio éxito, desde Argentina hasta Finlandia, nos ha convencido de seguir invirtiendo agresivamente en la expansión global.”

En el frente de contenido, Hastings y Wells dijeron que el lanzamiento de la temporada 2 de Orange is the New Black es “el evento mediático global que habíamos esperado”. Durante el mes posterior al lanzamiento fue la serie más vista en todos los territorios con presencia de Netflix, y mucha gente incluso volvió a ver la primera temporada.

“Como reflejo de la naturaleza cada vez más global del servicio de Netflix –agregaron–, ahora tenemos producción de series originales en todo el mundo, con la participación de algunos de los mejores narradores de la televisión y el cine en la actualidad.”

Las acciones de Netflix ganaron inicialmente alrededor de 2% tras la publicación del reporte, antes de estabilizarse en torno de menos de 1%, a alrededor de 453.70 dólares, unos 45 minutos después de la publicación. La ligera ganancia contrastó con la caída general del mercado.

Las acciones ganaron 300% en 2013 y cerca de 23% hasta ahora en 2014. El S&P 500 Index ha aumentado casi 7% en el mismo periodo. El impulso de Netflix ha sido muy positivo ya debido a los reportes de ganancias positivas del primer trimestre. A finales de mayo, las acciones superaron la marca de los 400 dólares por primera vez para ayudar al Hastings a unirse a las filas multimillonarias de Forbes, como señaló Brian Solomon:

“La mayor parte de la fortuna de Hastings está invertida en acciones y opciones de Netflix, las que Forbes calcula en más de 900 millones de dólares (mdd). Su patrimonio neto total estimado supera los 1,000 millones cuando se toman en cuenta sus otros activos, incluyendo cerca de 120 millones en ganancias después de impuestos por la venta de valores en los últimos cinco años.”

 

Siguientes artículos

El próximo Tesla será todo un éxito, pese a su nombre
Por

Elon Musk no se anda con rodeos y cuando su nuevo sedán salga al mercado, en 2017, podría cambiar la historia de la indu...