Nicaragua creció 4.7% en 2016 gracias a las actividades de servicios, principalmente comercio, intermediación financiera y administración pública y defensa, seguido de las actividades agropecuarias e industria manufacturera, indicó el banco central.

Ante la Asamblea Nacional, el presidente del Banco Central de Nicaragua, Ovidio Reyes, dijo que los bajos precios internacionales del combustible continuaron favoreciendo el ingreso disponible y al consumo.

El empleo formal presentó un crecimiento del 10.8%, registrando el dinamismo en la afiliación al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) en los sectores de servicios comunales, sociales y personales, así como comercio, hoteles y restaurantes y el sector financiero, explicó.

Puedes leer: ¿Qué sectores impulsaron a Centroamérica en 2016?

PUBLICIDAD

“Por su parte, el salario nominal promedio creció 6.3%, resultando en un crecimiento de 2.7% en términos reales”, agregó.

Los buenos resultados en materia de crecimiento económico se presentaron con una inflación baja, que alcanzó 3.13%, lo cual estuvo respaldado por menores precios de alimentos, asociados al buen régimen de lluvia y a la baja inflación internacional.

“La actividad económica mantuvo un buen dinamismo, mientras la inflación permaneció baja. El manejo de las finanzas públicas continuó siendo estable, la deuda pública como porcentaje del PIB continuó reduciéndose, las reservas internacionales se mantuvieron en niveles adecuados, mientras que el sistema financiero permaneció sano”, destacó Reyes ante los legisladores.

 

Siguientes artículos

Exportaciones salvadoreñas crecen 5.9% en primer bimestre
Por

El banco central salvadoreño señaló que el sector de exportaciones ha tenido un incremento del 5.9% mostrando una tenden...