Durante su último discurso en campaña, el candidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña, dijo que no habrá tigre o diablo que cambie la elección de los mexicanos.

“No hay tigre o diablo que pueda cambiar lo que ustedes elijan con los votos. El domingo vamos a contar votos, no amenazas”, comentó el representante de la coalición Todos por México durante  miércoles desde Saltillo, Coahuila.

La referencia del político mexicano remite a las palabras de Andrés Manuel López Obrador en mayo, sobre un posible fraude electoral que desataría a un supuesto “tigre” social. El pasado 26 de junio, la dirigente de Morena, Yeidckol Polevnsky, dijo que se aparecería el diablo si hay un fraude electoral el próximo domingo.

El exsecretario de Hacienda fue acompañado por su esposa Juana Cuevas, colaboradores de campaña como Aurelio Nuño, Vanessa Rubio, además de la ex canciller Claudia Ruiz Massieu, Carlos Aceves del Olmo, secretario general del Comité Ejecutivo Nacional de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), y el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme.

Meade admitió que hay que reconocer que hay mucho que cambiar y corregir en nuestro país.

“Hay que empezar con lo que más nos duele, lo más importante, el reto de la seguridad”.

El candidato habló sobre la creación de un nuevo gobierno, con un equipo con valores e integridad probada, donde nadie esté encima de la ley. Además, dijo que lucharía como presidente para cerrar la brecha entre mujeres y hombres, entre el norte y sur, en los que viven en posición de capacidad y los que no.

“En esta boleta está en juego lo que pensamos, lo que queremos, lo que hemos construido, en esta elección nos jugamos el destino del país”, agregó.

 

 

Siguientes artículos

Anaya cierra campaña con llamado al voto útil
Por

Durante su cierre de campaña, el candidato de la coalición Por México al Frente dijo que es el único que puede vencer a...