La presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Rosario Piedra Ibarra, denunció que el domingo 8 de junio fue víctima de un ataque cibernético, así como de diversas amenazas contra su persona y de muerte, lo cual atribuyó al labor que desempeña en el instituto que preside.

En conferencia de prensa, abundó que recibió una serie de mensajes SMS, de Whatsapp y llamadas telefónicas con dichas intensiones de diversas personas personas de varios estados de la república, puesto que tienen registro de más de 100 número telefónicos.

Ante las amenazas a su persona y su familia, Piedra Ibarra aseguró que no está atemorizada y que está acostumbrada a situaciones como estas por la lucha que ha llevado a lo largo de su vida en defensa de las víctimas, aunque ahora se coloca en una posición que le permite proteger a los derechos humanos.

Sigue toda la información sobre derechos humanos

Informó que presentó la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General de Justicia (FGR) de la Ciudad de México, así como las pruebas que tenía en su poder, por lo que espera sea dicha instancia quien resuelva el caso.

Esta campaña de amenazas tuvo que ver con los 30 años de la Comisión, con el aniversario de los 30 años de la comisión, donde había dicho que pretendía hacer una defensoría del pueblo.

Se desató una campaña mediática donde se decía que yo soy solamente quería atender a los pobres, es falso porque una defensoría del pueblo engloba a todos los ciudadanos y ciudadanas de este país: ricos y pobre, mujer y hombres, niños, adultos mayores, comunidades indígenas, personas con discapacidad”.

En ese sentido, acotó que las intimidaciones también se dieron por el caso de la muerte de Giovanni López, un joven que fue detenido el mes pasado por policías del estado de Jalisco y falleció tras un presunto abuso de autoridad de los adscritos.

Te puede interesar: CNDH condena uso de la fuerza tras caso Giovanni López

“Recibí amenazas donde me decían que no me metiera con el gobernador, cuando estoy investigando un caso, no se ha señalado a nadie, se está investigando seriamente y vamos a seguir adelante con la investigación”.

Indicó que estas amenazas las hizo públicas porque no tolerará que siga imperando la impunidad en el país, por lo que estará en manos de la justicia al resolver el caso.

“Lo denuncio, que estén enterados y que vamos a seguir adelante con la reforma de esta comisión hasta convertirla en lo que queremos, en una defensoría del pueblo donde se defiendan los derechos de todas las ciudadanas y ciudadanos”.

“En lo personal no voy a ceder ante amenazas, voy a seguir adelante defendiendo estos derechos y mi responsabilidades es con el pueblo de México y estoy centrada totalmente en esto”.

 

Siguientes artículos

Toshiba está oficialmente fuera del negocio de las computadoras portátiles
Por

Toshiba puso fin a una carrera de 35 años al transferir su participación minoritaria restante en su negocio de computado...