Por: Claudia Ramírez*

La revolución industrial ha sido una de las principales fuerzas para impulsar el crecimiento empresarial y cambiar el mundo que nos rodea. La primera revolución industrial (1784-1869) condujo a la introducción de máquinas de vapor y producción mecánica, mientras que la segunda revolución industrial (1870-1968) fue testigo de la expansión de la electricidad, el petróleo y el acero.

La tercera revolución industrial (1969-2015) marcó el inicio de la era de la electrónica, la tecnología de la información y la automatización, y la cuarta revolución industrial en curso, también denominada Industria 4.0, representa las formas en que las tecnologías inteligentes y conectadas se integran en las organizaciones, personas y activos, y está marcada por la aparición de capacidades como la robótica, análisis de datos, servicios en la nube, inteligencia artificial y por el internet de las cosas, entre otras.

En resumen, Industria 4.0 marca el comienzo de una realidad digital que está cambiando las reglas de producción, fuerza de trabajo, de hacer negocios e incluso de la sociedad. Más que hablar de solo tecnologías avanzadas el enfoque está en cómo las organizaciones pueden aprovechar éstas para impulsar sus operaciones e incrementar su productividad.

PUBLICIDAD

Una vez que las organizaciones hayan adoptado esta nueva cultura de adopción de herramientas y de colaboración, el siguiente paso es pensar qué otras tecnologías pueden ayudar a impulsar el crecimiento sostenible de su empresa.

Es por ello que la automatización de los procesos debe ser una práctica estándar para todas las empresas en todas las industrias; al automatizar los procesos centrales y repetitivos, como el proceso de un cierre financiero, se libera significativamente el tiempo de los empleados para centrarse en otras tareas más innovadoras que pueden generar valor real para el negocio.

A medida que un público creciente de personas jóvenes se integra a trabajar en empresas de todos los sectores, es normal que sus necesidades y las del negocio cambien, en todos los sentidos. A la par la propia evolución de la tecnología lleva a todos los negocios a modificar procesos y adoptar nuevas soluciones para volverse más eficientes, más integradas y brindar un entorno de trabajo colaborativo.

Este proceso de modernización es parte del fenómeno global que se ha llegado a conocer como transformación digital y para comprenderlo es necesario considerar el hecho de que las herramientas de trabajo actuales se deben adaptar a nuevas necesidades y las puertas que se han abierto en últimos años gracias a la evolución de la tecnología.

Para estar preparados ante esta realidad cambiante, los negocios de hoy deben tomar en cuenta que incluso los procesos más sencillos pueden optimizarse y hacerse más seguros y eficientes. Tareas que anteriormente se consideraban sencillas, hoy son sujetas a mejoras constantes, ya sea para el manejo de información, la gestión de flujos de trabajo u otras tareas auxiliares al núcleo del negocio.

Los equipos de trabajo actuales están cambiando, la necesidad de digitalizar procesos es cada vez más común, no sólo con fines operativos y de eficiencia, sino también tomando en cuenta que la seguridad de la información es vital para las operaciones de cada empresa. Las herramientas a disposición de los líderes de negocio y de todos los miembros de la operación, son cada vez más seguras y por ello generan un interés constante entre los principales tomadores de decisiones.

Algunos de los principales objetivos, a la hora de implementar soluciones de software para digitalizar procesos, tienen que ver con los ahorros y reducción de costos. Estas metas son claramente importantes para el negocio y se pueden rastrear con claridad, por lo que están entre los beneficios más comunes que buscan las organizaciones.

Los equipos de trabajo actuales buscan una experiencia laboral más integrada, la posibilidad de trabajar colaborativamente y herramientas de gestión que automaticen la mayor cantidad de procesos. Mediante herramientas de software, aplicaciones móviles y servicios integrales es posible brindar estos y más beneficios, pero antes de adentrarse de lleno en este proceso es necesario evaluar la capacidad de cada empresa para llevar a cabo las actividades involucradas con este tema.

En la actualidad, las empresas que buscan la manera más eficiente de iniciar este proceso, pueden beneficiarse ampliamente de la escalabilidad, es decir, la habilidad de aumentar capacidades a las soluciones con las que cuentan, de manera gradual y planeada. Esto significa que los negocios no están obligados a hacer una inversión costosa para ponerse en el camino adecuado hacia una oficina más moderna, eficiente e inteligente.

El proceso para convertir una oficina en un espacio de trabajo moderno comienza con un proceso de consultoría bien planeado, en el que se evalúan las necesidades principales, los procesos actuales y todos esos puntos de mejora en donde entran cuestiones de seguridad, administración y eficiencia. Posteriormente el negocio en cuestión será capaz de implementar procesos de gestión y cambio organizacional apoyado por software especializado.

Un ejemplo claro de la implementación de procesos de mejora en la eficiencia tiene que ver con el cuidado que una organización tiene con su información, ya sea información que se genera por sus propios procesos, que posteriormente puede ser analizada y puesta en función a beneficio de la empresa, o datos de sus clientes y proveedores.

El cuidado de la información es un elemento importante de cualquier estrategia de mejora de una oficina, para ello se deben tomar en cuenta todas las alternativas disponibles para las organizaciones, como herramientas de control documental, administración de flujos de trabajo e inclusión de tecnologías móviles, sólo así se contará con una estrategia integral adecuada a las necesidades actuales.

La Industria 4.0 no es más una tendencia sino una realidad, la cual representa más oportunidades que desafíos para las organizaciones; sin embargo, es importante que las organizaciones se aseguren de contar con el personal adecuado con las habilidades que se requieren (o en su caso desarrollarlas) para poder aplicar y adoptar las tecnologías digitales que las empresas necesitan.

¿Y tú empresa está lista?

 

* La autora es directora de planeación estratégica y marketing en Canon Mexicana.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

aduana-comercio-frontera-tlcan
Sanciones por no declarar cheques en aduana
Por

La importancia de declarar el efectivo o cheques que ingresan o salen del país, puede definir el éxito de un negocio, o...