Panamá se mantiene entre los países más importante para las exportaciones de Costa Rica al incrementar sus ventas de 445 millones de dólares (mdd) en 2010 a 606 mdd en 2018, es decir, un incremento de 36% en ese periodo.

Así lo dio a conocer la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR) que agregó que la diversificación de colocaciones enviadas a suelo panameño pasó de ser de 1,888 productos diferentes en 2010 a 2,099 en 2017.

En ese sentido de acuerdo a Francisco Gamboa, director ejecutivo de la CICR, dijo que el mercado panameño esta “hecho a la medida para Costa Rica”, dada la alta complementariedad de ambas economías.

Es un país vecino que “se dedica a la logística, al comercio y a la intermediación financiera. [Y aunque] no tiene desarrollada una industria como Costa Rica y es un vecino al que le ha ido bien económicamente en los últimos años”, señaló.

Puedes leer: Panamá aprueba hasta 2,000 mdd en emisiones para este año

La CICR estimó que la Oficina de Promoción Comercial (OPC) de la Agencia Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer), ubicada en la ciudad de Panamá, hace un muy buen trabajo con ese mercado.

Aunque estima que mantenerse allá con los productos será cada vez más difícil ente la creciente competencia internacional, al ser un mercado bastante abierto.

Un ejemplo claro ocurrió en los últimos años con la reducción en las exportaciones de leche al vecino país, por causa de la mayor competencia de Holanda y México en este mercado, según confirmó Procomer, en febrero anterior.

Costa Rica tiene un Tratado de Libre Comercio (TLC) vigente con los panameños desde el 24 de noviembre del 2008 en términos generales y desde el 1 de enero del 2009 para lo relacionado a la desgravación arancelaria.

Para la industria manufacturera y para la industria alimentaria, ese tratado con Panamá es uno de los que les trajo muchas ventajas de acceso al mercado.

Puedes leer: Impesa y PayPal impulsarán comercio electrónico en Costa Rica

Ante el gran potencial, Gamboa declaró que se debe mantener un esfuerzo por diversificar, consolidar e incluso buscar nueva empresas y productos para llegar a Panamá, una tarea que no se acaba y se mantiene en el tiempo.

La cifra del 2018 colocó a Panamá como el cuarto destino para las ventas costarricenses, detrás de Estados Unidos, Holanda y Bélgica, con una prevalencia en la adquisición de bienes de la industria manufacturera y de la industria alimentaria.

En el 2017 el vecino del sur fue tercero superando a Holanda y solo detrás de Estados Unidos y Bélgica, y en el 2016 el mercado panameño fue el segundo de las exportaciones, por encima de los dos países europeos.

En este último año, los productos principales, por el monto colocado, que se vendieron a Panamá, fueron jarabes y concentrados para la preparación de bebidas gaseadas, artículos de plástico para el envasado, medicamentos, antisueros (suero antiofídico), alimentos para animales, pinturas y barnices, productos de panadería fina, pañales, cables eléctricos y desinfectantes.

 

Siguientes artículos

Nicaragua, Honduras y El Salvador lanzan plan para Golfo de Fonseca
Por

Los tres presidentes centroamericanos acordaron dar por adoptado el Plan Maestro de proyectos de inversión y desarrollo...