DW.- Una mayoría de 327 diputados de la Cámara de los Comunes votaron en contra de la iniciativa planteada por el principal partido de la oposición en el Reino Unido, frente a 296 que la apoyaron.

La cláusula contemplaba que el Parlamento votara sobre todas las posibles opciones del Brexit a fin de evitar una salida sin acuerdo del Reino Unido de la Unión Europea (UE), el próximo 29 de marzo, entre ellas, el plan laborista de una unión aduanera con los 27 y un posible segundo plebiscito.

Además, el Parlamento británico rechazó dos enmiendas que urgían al gobierno a pedir una extensión del plazo para abandonar la UE, si no se logra ratificar un acuerdo de salida. Las dos cláusulas propuestas por diputadas laboristas fueron rechazadas: por 321 votos frente a 298, la de Yvette Cooper, y por 322 contra 290 votos la de Rachel Reeves.

Análisis | El acuerdo sobre el Brexit, sin plan B

PUBLICIDAD

Ambas  pretendían descartar un Brexit sin acuerdo en caso de que, el próximo 26 de febrero, la Cámara de los Comunes no haya aprobado un texto consensuado con Bruselas.

“Me preocupa profundamente que el retraso, la deriva del gobierno y su intención de perseguir unicornios termine finalmente en una salida sin acuerdo por accidente”, advirtió Cooper durante el debate parlamentario de esta tarde. Pero la primera ministra, la conservadora Theresa May, reiteró su oposición a posponer la ruptura con la Unión: “Un retraso sin tener un plan alternativo es una carretera hacia ninguna parte”, esgrimió.

TAMBIÉN LEE: May vs. Corbyn: a la espera de dos nuevas fechas clave del Brexit

Ni sin acuerdo, ni con salvaguarda

Aprobada quedó, sin embargo, la enmienda en la que se rechaza que el Reino Unido abandone la UE sin un acuerdo, el próximo 29 de marzo.

Reuters

Esta cláusula, presentada por la conservadora Caroline Spelman, no es legalmente vinculante, pero agrega presión sobre el Gobierno de May para evitar una ruptura abrupta si no logra ratificar un tratado de salida con Bruselas. Recibió el respaldo de 318 diputados de diversas formaciones, mientras que 310 votaron en contra.

Aprobada quedó, también, con 317 votos frente a 301, la cláusula propuesta por el conservador Graham Brady, que tenía el apoyo explícito de May. Esta urge al Gobierno a negociar con la UE una solución alternativa al controvertido mecanismo de salvaguarda, para evitar una frontera en Irlanda del Norte después del Brexit.

Theresa May salva su gobierno, pero sigue en crisis por el Brexit

Vuelta a Bruselas

A pesar de que Bruselas se ha negado hasta ahora a reabrir la negociación sobre el acuerdo de ruptura con el Reino Unido, May quiere regresar a Bruselas para renegociar el mecanismo de salvaguarda para Irlanda del Norte, el punto más conflictivo del acuerdo, y tratar de que el Parlamento respalde entonces el texto.

La jefa de Gobierno ha avanzado que el 13 de febrero volverá a la cámara para exponer sus planes, si para entonces todavía no ha logrado pactar con Bruselas modificaciones que faciliten la aprobación del acuerdo del Brexit.

Los diputados volverán a tener entonces la oportunidad de proponer nuevas enmiendas que modifiquen la hoja de ruta del gobierno, con el propósito de alcanzar un consenso que determine los pasos a seguir sobre la retirada del país del bloque comunitario.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

 

 

Siguientes artículos

Esta es la imagen del objeto más lejano jamás alcanzado por la humanidad
Por

El Ultima Thule orbita el sol 1,000 millones de kilómetros más allá de Plutón, en el Cinturón de Kuiper, un disco circun...