Petróleos Mexicanos (Pemex) despidió y denunció a cinco funcionarios encargados de monitorear el transporte de combustible, reveló la Secretaría de Energía (Sener).

“Al personal que estaba ahí se le separó del cargo, está también las denuncias correspondientes, todo eso lo hizo Pemex en su momento”, detalló la titular de dependencia, Rocío Nahle en una entrevista radiofónica.

La encargada de la política energética explicó que apenas llegó Octavio Romero a la dirección general de Pemex, descubrieron cómo los funcionarios permitían que durante ocho y 10 horas siguieran las bajas de presión en los ductos de la compañía que monitorea el sistema SCADA, aunque por protocolo debían cerrarse inmediatamente.

“Esto significa que puede ser por robo, o fuga y puede ser peligroso para la sociedad”, declaró la funcionaria.

Estas medidas responden al plan del presidente para combatir el robo de hidrocarburos, anunciado el pasado 27 de diciembre y que ha desencadenado desabasto en múltiples estados del país, incluidos algunos puntos de la Ciudad de México por compras de pánico.

La secretaria reiteró a Grupo Radiofórmula que existe combustible suficiente y no hay ninguna dificultad en su transporte mediante pipas, solo que tomará más tiempo distribuirla.

Para lograrlo, Nahle explicó que Pemex cuenta con 1,600 pipas y ha rentado 3,400 unidades más para abastecer a los estados afectados.

Lee también: Más que desabasto de gasolina, la CDMX padece pánico: despachadores

 

Siguientes artículos

Comercios en CDMX, sin problemas por desabasto de gasolina: Canaco
Por

La Canaco de la Ciudad de México explicó que sólo 17 de 439 estaciones de la Ciudad de México están cerradas por falta d...