La compañía mexicana Petróleos Mexicanos (Pemex) seguirá bajo presión durante 2018, dijo Moody’s.

“Seguirá bajo presión al menos durante 2018”, detalló la calificadora de riesgo en un reporte.

Las pequeñas ganancias por mejoras en ciertas refinerías y tenues mejores precios del crudo, por sí solos, no serán suficientes para cubrir el alto margen de impuestos de la compañía productiva del estado y su necesidad de un fuerte capital de inversión.

Pemex, con calificación Baa3 con perspectiva negativa, ha comenzado a respirar después de cuatro años con pérdidas y ha sumado tres trimestres con utilidades.

PUBLICIDAD

Aquí la nota completa: Pemex mantiene racha de ganancias gracias al peso, gasolinazo y petróleo

Moody’s reconoció que la compañía que dirige José Antonio González Anaya continuará beneficiándose con las asociaciones para exploración y producción de crudo.

El gasto se incrementarará 10,000 millones de dólares (mdd), pero por debajo de los 15,000 mdd que gastaba anualmente antes de la crisis petrolera en la segunda mitad de 2014.

Su producción también declinará 5% entre 2017-2018 y su carga tributaria seguirá siendo pesada, añadió la calificadora.

 

Siguientes artículos

TLCAN
Guajardo presenta al equipo que renegociará el TLCAN
Por

También adelantó que la segunda ronda de negociaciones se realizaría en México antes del 15 de septiembre.